Inicio SUCESOS Los abusos sexuales salpican los colegios católicos

Los abusos sexuales salpican los colegios católicos

769
Maristas y Jesuitas Barcelona
El profesor de gimnasia del colegio Maristas de Sants-Les Corts sale de declarar de la Ciutat de la Justícia en abril del 2016 (César Rangel)

Salen a la luz nuevos casos de abusos sexuales en los colegios de Jesuitas. Ya se han registrado ocho casos en Cataluña. El último en salir a la luz ha tenido lugar en el colegio de la Inmaculada de Gijón.

La Iglesia en entredicho

Los Jesuitas del colegio de la Inmaculada de Gijón, apartaron de la docencia en 2001 a uno de sus docentes tras las quejas de varias familias.

Según ha desvelado El País, en los años noventa ya se había registrado una protesta similar. Un sacerdote realizaba fotografías a las niñas en el patio e incluso se le acusa de realizar tocamientos. 

Este caso sale a la luz días después del escándalo de abusos protagonizados por Jorge Enríquez Muñoz, superior de los jesuitas de La Rioja y profesor, entre los años 2005 y 2008. Una ex alumna presentó una denuncia por abusos cuando era menor.

El colegio de Logroño también acogió a otro jesuita acusado de abusos sexuales, en este caso en Salamanca. Se trata de José María Nieto.

Ahora, la nueva acusación contra supone el cuarto caso de presuntos abusos que sale a la luz en el colegio de Gijón.

Jesuitas y Maristas ponen a las instituciones religiosas en el foco de atención

Los casos de abusos sexuales en los Jesuitas de Sarrià, al inicio del juicio del caso de los Maristas, ha puesto en el punto de mira los colegios católicos en la capital catalana.

Los jesuitas de Cataluña han publicado un primer balance de la investigación interna que han abierto para esclarecer los presuntos casos de abusos sexuales en sus centros.

Siete jesuitas de cuatro centros, están siendo investigados. Suponen la mitad de los que tiene la orden en toda Cataluña. 

Los Jesuitas de Sarrià

La mayor escuela de Barcelona se encuentra envuelta en polémica tras una denuncia a dos de sus ex docentes por abusos sexuales a menores.

Los hechos efectuados por el padre Lluís To, ya salieron a la luz en 1992. Tras pasar dos años en prisión, los Jesuitas enviaron a To a Bolivia. Varias alumnas explicaron que el sacerdote se ganaba la confianza de las familias y, tiempo después, abusaba de los alumnos en su despacho.

Jordi de la Mata, ex alumno de la escuela, presentó una denuncia a los Mossos d’Esquadra el pasado 1 de marzo contra un segundo cura de la congregación que presuntamente había abusado de él y de su hermano, así como de otros alumnos.

La corriente de denuncias públicas en el colegio Sant Ignasi de Sarrià ha dado a conocer los abusos de un tercer cura, en este caso Antoni Roigé que también habría realizado tocamientos al alumnado.

¿Qué pasa con los Maristas?

El lunes se inició el juicio contra Joaquim Benítez, un ex profesor de educación física del colegio de los Maristas en Sants-Les Corts, acusado de abusos sexuales a varios de sus alumnos.

La Fiscalía pedirá 22 años de prisión para el agresor, mientras que la Generalitat, que ejerce de acusación popular, ha demandado 35 años de cárcel. Manuel Barbero, padre de uno de los menores que denunció al profesor de educación física, ha explicado, en una entrevista en TV3, que estaría de acuerdo en una rebaja de la condena «a cambio de que reconozca los hechos».

La postura del padre de la víctima que destapó el caso Maristas pasa por un pacto en el que las víctimas no tendrían que declarar. En ese sentido, ha valorado que «16 años es una pena más que aceptable».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here