Inicio POLÍTICA Borrell se despide del Ministerio de Exteriores

Borrell se despide del Ministerio de Exteriores

66
Josep Borrell
El ministro español de Exteriores en funciones, Josep Borrell, en la presentación de su libro 'Fragmentos exteriores' en la Casa de América. EFE

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en funciones, Josep Borrell, se despide este viernes de los trabajadores de su departamento.

Adiós al ministro de Exteriores, bienvenida al jefe de la diplomacia europea

Borrell tomará posesión como Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea. A su vez le convertirá en vicepresidente de la nueva Comisión Europea que preside la belga Ursula Von der Leyen.

En su último acto público como jefe de la diplomacia española, Borrell ha reconocido que la cuestión catalana es el gran problema de España de cara al exterior. Este jueves mostró su satisfacción ante el hecho de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) decidiera suspender cautelarmente la apertura de las nuevas delegaciones de la Generalitat de Cataluña en Argentina, México y Túnez.

Esto le sirvió para afirmar que su «obligación» como ministro es hacer que se cumpla la Ley de la Acción y del Servicio Exterior del Estado. Añadiendo que se ha invertido «tiempo y energía» en esta tarea. «Es una pena, porque lo podríamos haber gastado en otra cosa», remachó.

La trayectoria de Josep Borrell

En política exterior, el gobierno de Pedro Sánchez arrancó con un golpe de efecto relacionado con la crisis migratoria. Con la acogida del Aquarius en junio de 2018.

Borrell ha subrayado que se ha conseguido colocar a Marruecos en la órbita de la Unión Europea. Es un país con el que interesa que haya una evolucionada política de vecindad.

Es significativo que la última visita de la que ha sido anfitrión Borrell como jefe de la diplomacia española ha sido la del ministro marroquí de Exteriores; Nasser Bourita.

Y, sobre todo, el gobierno español deseaba contribuir a que Europa tenga un papel en el mundo más allá de la reacción a la última crisis. El papel que va a desempeñar Josep Borrell desde ya como Alto Representante de la Política Exterior y de Seguridad confirma esta vocación europeísta de España.

En el Parlamento Europeo, Borrell anunció que su primer viaje como jefe de la diplomacia europea sería a Kosovo. Pero ha destacado que la estabilidad de los Balcanes pone a prueba la capacidad de la UE.

Como también resultará vital que una vez superado el Brexit, la Unión Europea tenga voluntad de seguir avanzando. Para ello ha de ser consciente de cómo es el mundo de hoy, donde China está volcada en la batalla de la conectividad y por ello fomenta esa Ruta de la Seda que alcanza hasta Chile, y donde Estados Unidos mira hacia sí mismo.

Para la Unión Europea, según Borrell, «la OTAN es y será la base de su defensa territorial»

Pero a la vez ha de desarrollar capacidades para resolver todas las cuestiones de seguridad que no atiende la Alianza Atlántica. Un ataque cibernético queda fuera del alcance de la OTAN y los europeos han de atender estas nuevas amenazas.

Como jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell tiene que hacer frente a una grave carencia: «Los europeos no tenemos una cultura estratégica común de los riesgos a los que nos enfrentamos… Hay que construir esta percepción común y no puede hacerse de la noche a la mañana».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here