Inicio POLÍTICA Albert Rivera en el debate: «señor Sánchez, baje del Falcon y aterrice»

Albert Rivera en el debate: «señor Sánchez, baje del Falcon y aterrice»

Pedro Sánchez estuvo acorralado y sin argumentos sostenibles.

444
Pedro Sánchez
Debate electoral RTVE.

A cinco días de las elecciones generales, ya hemos podido disfrutar en televisión del primer debate a cuatro entre Pablo Casado, Albert Rivera, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. El polémico debate de televisión española, que estuvo a punto de ser cancelado, abrió con las propuestas de los candidatos y terminó hablando de pactos.

Ciudadanos

El debate electoral lo abría por sorteo Albert Rivera, cuyas palabras más repetidas fueron empresas y contratos. En una clara apuesta por la pequeña y mediana empresa, el líder de Ciudadanos se erigió como el claro vencedor del encuentro.

Sus primeras palabras fueron dirigidas al PSOE, criticando su actitud con el debate, que recordemos tantas idas y venidas provocó. En primer lugar Sánchez se negó a ir a televisión española, aunque después intentó dejar plantados a los candidatos en Atresmedia. Las críticas generadas hicieron rectificar al Presidente, que reculó y optó por ir a ambos debates. En este sentido, Rivera pidió la dimisión de Rosa María Mateo, actual presidenta de RTVE, a la que han acusado de poner la televisión pública al servicio del PSOE.

En materia fiscal hizo un buen alegato en pro de bajar impuestos y ayudar a los emprendedores. Asimismo propone facilitar la conciliación laboral para fomentar la natalidad, la que asegura que es vital para sostener el sistema de pensiones. Quiere también eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones, así como una tarjeta sanitaria única para todos los españoles. En cuanto a educación, fue el primero en hablar de ello en un debate en el que no se habló nada del asunto. Rivera quiere un gran pacto educativo.

Podemos

Pablo Iglesias dedicaba su primer minuto a hablar de la necesidad de los debates en televisión y que sean en la pública, algo que pretende defender siempre. El resto de sus intervenciones estuvieron dirigidas a los bancos, a los que criticó en numerosas ocasiones y pedía una y otra vez que devolviesen el dinero del rescate bancario de 60.000 millones. En este sentido, una de sus medidas políticas sería que la banca pagase el Impuesto de Sociedades y devolviese el dinero prestado.

Otra de las curiosidades de la intervención de Iglesias fue su reiterada apelación a la Constitución. El de Podemos no dudó en leer varios artículos de la carta para denunciar que no se cumplen. En esta línea, criticaba la injusticia social a lo que añadía: «No tenemos un sistema fiscal progresivo». Pablo Iglesias pretende «hacer más equitativa la repartición de la riqueza» subiendo impuestos a los que más ganan.

Las medidas de Podemos fueron duramente criticadas por Albert Rivera, que los acusó de querer subir impuestos a todo el mundo, todo lo contrario a lo que quiere Ciudadanos y PP. En materia de pensiones, Iglesias quiere fijar por ley la revalorización de las mismas sin aclarar cómo pretende hacer sostenible el sistema a largo plazo.

PSOE

El líder socialista empezaba su ataque al PP, criticando el Gobierno de Rajoy. «El PP ha aumentado la desigualdad», aseguraba. Y en su defensa añadía:» Aprobamos los reales decretos por el bloqueo de la derecha».

A rasgos generales, la defensa de Pedro Sánchez fue criticar a los gobiernos del PP, diciendo que con ellos incrementaba la desigualdad en España. Sin embargo, el socialista no explicaba el motivo por el cuál siempre que gobierna el PSOE sube el paro.

Tras el debate, todos los candidatos salieron al atril preparado por RTVE para dar explicaciones. Pedro Sánchez fue el único que evitó dar la cara y envió a su portavoz, que hizo su trabajo lo mejor posible dadas las circunstancias.

PP

El candidato del PP pasó un poco desapercibido por el plató de televisión española. De los cuatro candidatos es el único sin experiencia en este tipo de formatos y eso lo pudimos ver. Aunque defendió muy bien sus argumentos y propuestas, lo cierto es que a la hora de rebatir propuestas no estaba demasiado acertado. Por suerte, Albert Rivera logró ocupar el lugar de la derecha.

Las propuestas de los populares pasan por bajar impuestos, ayudar a las pequeñas y medianas empresas, bajar el IRPF y seguir creando empleo. Una línea muy similar a la de Ciudadanos que pasa por llevar a cabo políticas liberalistas: bajar impuestos y aumentar la recaudación fomentando el consumo y la inversión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here