Inicio ECONOMÍA Alquilar es tendencia entre los jóvenes porque son más pobres

Alquilar es tendencia entre los jóvenes porque son más pobres

Los jóvenes españoles han perdido poder de compra desde el 2008. La mayoría no tienen otra opción que alquilar a precios desorbitados.

66
alquiler

La crisis en el sector inmobiliario ha cambiado los patrones de conducta de los españoles. Desde el estallido de la burbuja en el sector, el mercado del alquiler se ha colocado como la opción más factible para los jóvenes. Esto no es porque no quieran tener un vivienda en propiedad, sino porque sus ingresos se han desplomado en estos años.

Esto es lo que señala el Banco de España en su informe Evolución reciente del mercado de la vivienda en España. Aunque los españoles seguimos siendo más de comprar que de alquilar, parece que ahora es cada vez más difícil. Por un lado, la precariedad laboral con salarios bajos, y por otro contratos temporales que complican mucho la situación de quienes quieren salir de la casa de sus padres.

Según la Encuesta de Condiciones de Vida, en la actualidad el 16,9% de los hogares están en régimen de alquiler. Mientras que en 2008 ese porcentaje sólo llegaba al 14,2%. Es una tendencia generalizada en toda la población, pero el colectivo de entre 16 y 29 años es más propenso a alquilar, señala el Banco de España.

Jóvenes sin capacidad de compra

Hay tres motivos que explican el cambio de tendencia: sociológicos, que han propiciado un cambio de preferencias, fiscales y económicos.

No es que guste más alquilar ahora en España, sino que el alquiler se ha convertido para muchos en la única opción. Acceder a una vivienda no es sencillo y la incapacidad de las familias de ahora las deja sin capacidad para comprar una casa en propiedad. En este sentido, el Banco de España se refiere en concreto al “impacto que la recesión ha tenido sobre las condiciones del mercado laboral, en especial de los jóvenes”.

De hecho, el colectivo de entre 20 y 24 años han visto como sus ingresos se han desplomado un 15% desde 2008. Hay que tener en cuenta también, que el desempleo se ha cebado con los jóvenes. En el 2013, la tasa de paro entre trabajadores de 16 a 29 años ascendió hasta el 42,4%. Ya en 2014, el paro de larga duración llegó al 52,1% y la temporalidad superó el 57,4%.

Según el Banco de España, en 2018 estos indicadores fueron más optimistas pero afirma que sigue existiendo una barrera entre los jóvenes y la vivienda en propiedad.

Los alquileres se encarecen

Al mismo tiempo que los jóvenes pierden poder adquisitivo, el precio medio del alquiler se incrementó un 9,3% a lo largo de 2018. Esto contrasta con el 18,4% que había subido el año anterior, puntualiza el informe.

En cambio, en la compraventa la recuperación todavía está lejos de los niveles precrisis. En el 2018, las transacciones de vivienda ascendieron a 550.000, un 10% superior a las del 2017. Pero es un 37% por debajo de las 885.000 que se registraron de media anual en el periodo 2004-2007.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here