Inicio TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN Altamira en realidad aumentada gracias a Facebook e Instragram

Altamira en realidad aumentada gracias a Facebook e Instragram

65
Altamira
Bisontes de Altamira. MUSEO NACIONAL DE ALTAMIRA

El Museo de Altamira ha sumado fuerzas con las redes sociales, Facebook e Instagram, para celebrar el 140 aniversario del descubrimiento de las pinturas de la cueva.

Un filtro de realidad aumentada permitirá contemplar la Sala de Polícromos de Altamira vía móvil

No es la primera vez que estas redes sociales apoyan iniciativas culturales. Por ejemplo, este año ya han colaborado con el Museo del Prado en un proyecto sobre exposiciones dentro de su bicentenario.

Casi todos hemos apreciado los colores anaranjados y rojizos de los famosos bisontes en fotografías, hemos estudiado el arte rupestre en el colegio y es posible que tú también hayas visto la película sobre Marcelino Sanz de Sautuola, el descubridor de la cueva de Altamira, en el cine.

Ahora, también vamos a poder pasear por el interior de Altamira. Pero por su interior original, escuchando el eco de nuestros pasos al caminar.

Facebook e Instagram se unen al Museo de Altamira para ofrecer una experiencia interactiva y nuevos contenidos.

La cueva fue cerrada al publico hace 17 años

En febrero de 2014 se puso en marcha un programa de visitas experimentales.

Los bisontes descubiertos en 1879 por María, la hija del botánico y estudioso Marcelino Sáenz de Sautuola, están desde este lunes al alcance de cualquiera con cuenta en estas redes.

Para poder disfrutar de Altamira de forma virtual los pasos son sencillos:

  • Hay que entrar en el perfil social de Museo de Altamira. Dentro del mismo, elegir los filtros.
  • Después, abrir la cámara del móvil dentro de una de estas dos aplicaciones.
  • Elegir entre utilizar el modo ‘selfie‘ o recurrir a la cámara trasera del teléfono para explorar las pinturas.

Esta experiencia ‘inmersiva’ está orientada a lograr el mayor realismo en comparación con el espacio original. El relieve del techo, sus colores y sombras se han representado en base a imágenes del museo y buscando la mayor exactitud.

Se han añadido también reflejos que simulan una llama de fuego y un efecto eco que se percibe cuando la persona habla.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here