Inicio ECONOMÍA Y EMPRESA Bruselas sospecha que Amazon emplea prácticas contra la competencia

Bruselas sospecha que Amazon emplea prácticas contra la competencia

173
Amazon
Nuevo servicio de Amazon para devolver las compras.

La Comisión Europea (CE) esta semana que ha abierto una investigación preliminar contra Amazon. El motivo serían las presuntas prácticas contrarias a la competencia desarrolladas por el gigantes de las compras por internet.

Bruselas sospecha que la firma americana recopila y utiliza “información confidencial sensible” de terceros que venden a través de su página, como los productos que comercializa y sus transacciones. Por su parte, Amazon ha anunciado que colaborará con la investigación.

Amazon se habría hecho con información sensible de terceros

Las dudas se ponen en dos prácticas en concreto: los acuerdos de venta en su página con terceros y el uso de datos al escoger a los que acceden a ‘Buy box’, una opción que permite a los usuarios añadir directamente a su carrito productos de un vendedor concreto.

Desde septiembre pasado la CE está en contacto con vendedores en Amazon para aclarar su doble papel de comerciante y plataforma. Varias empresas se han quejado del daño que les causa el gigante con las copias que hace de sus productos.

Vestager mantiene la presión sobre las tecnológicas

Como aseguran desde Bruselas, el uso de la información “le podría dar una ventaja competitiva”. “El comercio electrónico ha impulsado la competencia en el comercio minorista y ha ampliado las oportunidades de elección y reducido los precios. Debemos asegurarnos de que las grandes plataformas online no eliminen estos beneficios con comportamientos anticompetitivos”, declaró en un comunicado la comisaria europea de CompetenciaMargrethe Vestager.

Del mismo modo, a la comisaria no le tembló el pulso cuando castigó a Google con multas récord y ordenó a Apple pagar miles de millones de euros en impuestos atrasados.

Incumplir la normativa comunitaria se paga muy caro

Así las cosas, Vestager ha tomado la decisión de “examinar detalladamente las prácticas comerciales” de la compañía. Y es que subraya el doble papel que juega la plataforma, como minorista y como punto de venta. Plantando cara a Amazon, la comisaria mantiene la presión sobre las grandes tecnológicas.

En este sentido, ya chocó con Amazon al pedirle el pago a Luxemburgo de 250 millones en impuestos atrasados hace un par de años o al cuestionar los acuerdos con vendedores de libros electrónicos.

No hay plazos cerrados para este tipo de investigaciones en el Ejecutivo comunitario. Pero sabemos que en caso de que se demuestre que Amazon violó la normativa europea podría terminar pagando una millonaria multa de hasta el 10% de sus ingresos globales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here