Inicio SUCESOS Caso Julen: La autopsia definitiva del pequeño confirma la causa de su...

Caso Julen: La autopsia definitiva del pequeño confirma la causa de su fallecimiento

Informe final de la autopsia de Julen: murió por los golpes sufridos durante la caída.

70
Julen autopsia
Los padres de Julen participan en una vigilia. ALEX ZEA/EUROPA PRESS

El informe definitivo de la autopsia del pequeño Julen confirma que la piqueta no fue la causa del fallecimiento.

Julen murió minutos después de caer en el pozo

Tras casi tres meses de trabajos en la autopsia de Julen, se confirma que el menor falleció por dos traumatismos craneales provocados por los golpes al caer al pozo de Totalán.

El informe desmiente el argumento de la defensa del dueño de la finca, que presentó un informe en el que culpaba a los trabajos de los equipos de rescate de la muerte del niño.

“La causa de la muerte fue por precipitación”

El informe concluye que Julen murió sobre las 13:50 horas del 13 de enero y descartan que pudiera morir por el golpe de una piqueta.

“La causa de la muerte fue por precipitación en la que sufrió traumatismo craneoencefálico y raquimedular“, según han asegurado fuentes judiciales.

Sobre si pudo morir por el golpe de una piqueta durante las labores de rescate, como mantiene la defensa del dueño del terreno, los forenses descartan esa posibilidad, ya que “no se han observado fracturas en el plano superior de la bóveda craneal”, y además la piqueta comenzó a funcionar casi cuatro horas después de su muerte.

Los patólogos determinan que el tiempo de supervivencia “fue corto”, que falleció “pocos minutos después de la precipitación” y que no se trató de una caída libre, ya que la velocidad de la caída se vio disminuida por la fuerza de rozamiento, ropas y salientes del pozo.

Además, los especialistas apuntan que no se trató de una caída libre, sino “frenada por el rozamiento de la ropa y salientes del pozo.

El niño sufrió una lesión en la primera vértebra cervical

El pequeño Julen murió apenas unos minutos después de caer al estrecho pozo de la finca de Totalán en la que estaba junto a su familia el pasado 13 de enero.

Fue encontrado a unos 75 metros de profundidad, que equivalen a una planta 25. El menor, que cayó de pie, había quedado atrapado, con los brazos en alto, sin posibilidad de salir.

Presentaba un traumatismo craneoencefálico y otro vertebral, ambos compatibles con la caída.

Así se desprende del informe definitivo de la autopsia que un equipo de cuatro médicos forenses practicaron al cuerpo sin vida del niño.

Los patólogos determinan que el tiempo de supervivencia “fue corto” y que falleció “pocos minutos después de la precipitación”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here