Inicio ECONOMÍA Bankia mantiene beneficios y pide una fiscalidad europea común para la banca

Bankia mantiene beneficios y pide una fiscalidad europea común para la banca

40
Compartir

Madrid, 26 jul (EFE).- Bankia obtuvo un beneficio neto de 515 millones de euros en la primera mitad del año, prácticamente igual que un año antes, gracias a que ha acelerado la reducción de gastos previstos en la fusión con BMN y empieza a aprovechar las ventajas de ser un grupo más grande.

Así lo ha explicado hoy en rueda de prensa el consejero delegado de la entidad, José Sevilla, que ha aprovechado para pedir una fiscalidad común para la banca en toda la Unión Europea, lo que permitirá avanzar en la unión bancaria.

El número dos de Bankia también ha advertido, en respuesta a reiteradas preguntas de los periodistas, que imponer un impuesto específico a la banca no sólo afecta a la cotización en bolsa del sector sino que acabará mermando la rentabilidad, ya de por sí baja, y teniendo un impacto en la solvencia del sistema.

Ha pedido al Gobierno que tome cualquier decisión sobre la aplicación de un impuesto a la banca “con visión global” y, a renglón seguido, ha dicho que Bankia advierte del impacto que tendría dicha tasa pensando “en lo mejor para los accionistas”, entre ellos el propio Estado con una participación superior al 60 %.

La carga fiscal que tenga Bankia es “importante” y afecta al precio de la acción, ha añadido, antes de considerar que parte del mal comportamiento de la banca en bolsa en las últimas semanas se debe a la incertidumbre acerca de los planes del Gobierno y cómo van a afectar a los beneficios del sector.

La acción de Bankia, que durante buena parte de la mañana se anotó importantes avances, ha subido finalmente un 0,56 %, hasta 3,22 euros.

En cuanto a las cuentas, Bankia destaca que en el segundo trimestre estanco el beneficio neto se situó en 285 millones de euros, un 24,2 % más que entre enero y marzo, que fue cuando más se notó la integración con BMN y la ausencia de extraordinarios.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, explica en una nota remitida hoy que la mejora de las cuentas se debió a que han “retomado el pulso comercial” tras la integración con BMN y han adelantado la captación de sinergias de esta operación.

Gracias a este dinamismo comercial, la firma de nuevas hipotecas creció un 18,1 % en el segundo trimestre frente al primero, igual que el crédito al consumo, que se elevó el 34,6 % y la financiación a empresas, que lo hizo un 35,8 %.

Sin embargo, en volumen global, la cartera crediticia neta sumaba al final de junio 121.534 millones de euros tras reducirse un 1,2 % en comparación con el cierre de 2017.

Los activos no rentables (riesgos dudosos y adjudicados brutos) se redujeron en 1.700 millones de euros y la tasa de morosidad descendió hasta el 8,1 %, frente al 8,9 % de diciembre de 2017, con una cobertura para insolvencias del 55 %.

Asimismo, los recursos de clientes en balance bajaron un 2,7 % y sumaron 146.147 millones de euros.

A cierre de junio, el 40,9 % de los clientes del banco son digitales y por esta vía ya se realizan el 16,8 % de las compras, explica la entidad.

La ratio de capital CET1 “fully loaded”, (que mide la solvencia) sin incluir las plusvalías latentes de la cartera de deuda soberana, se situó en el 12,41 %, tras aumentar 46 puntos básicos en el semestre.

En cuanto a los márgenes de la cuenta, el de intereses -que recoge la mayor parte de los ingresos- se situó en 1.047 millones de euros tras crecer un 5,3 %, en tanto que el bruto se elevó el 11,8 %, hasta 1.841 millones.

Este margen recoge el efecto estacional de la aportación al Fondo Único de Resolución (FUR) en el segundo trimestre, 61 millones de euros.

Globalnews10 no vende señales ni recomendaciones, esta información se basa siempre en opiniones de terceros y no constituyen en ningún caso asesoramiento financiero. Cualquier operación realizada por usted será siempre responsabilidad suya.