Inicio SUCESOS Amputan la pierna a un bebé «por un error» en Castellón

Amputan la pierna a un bebé «por un error» en Castellón

Los médicos reconocieron su error.

138
bebés prematuros

El Defensor del Paciente ha enviado un escrito a la Fiscal Superior de València, María Teresa Gisbert. Solicita que investigue de oficio “los errores de bulto” que se habrían producido en el caso de un bebé prematuro en el Hospital General de Castellón. Al recién nacido se le amputó una pierna hasta la rodilla, además de darle un fármaco caducado un mes.

En la solicitud, la presidenta del Defensor del Paciente, Carmen Flores pide “encarecidamente” una investigación para “depurar las responsabilidades penales». Y es que el «error» ha tenido como resultado un bebé con una pierna amputada y más de un 80% de discapacidad.

Fundamenta su misiva en que el artículo 262 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal “obliga a los que por su cargo, profesión u oficio tuvieren noticia de algún delito público a denunciarlo inmediatamente al Juez o al Fiscal”.

«Empezó a ponerse mal en la incubadora»

Junto a la petición, Gisbert adjunta una carta en la que los padres del bebé, Gerard, relatan su caso. Como consta, a las 23 semanas de gestación, la madre empezó a perder líquido amniótico e ingresó en el Hospital General de Castellón. Una semana después, en la habitación del hospital la pediatra jefe de la UCI de neonatos les comunicó lo peor. “Si el bebe lo tenemos que sacar ahora mismo el hospital no haría nada para luchar por su vida puesto que sería demasiado prematuro”, aseguran los padres en su escrito.

Cuando estaba de 25 semanas, la madre se quedó sin líquido amniótico, así que hubo que hacer cesárea de urgencia. Por este motivo, el niño nació con 880 gramos, sin complicaciones. “Era muy prematuro pero el nació bien”, aseguran los padres. A los 28 días de nacer, “en la incubadora empezó a ponerse mal y nos hicieron salir a toda prisa. Estuvieron dos días pinchándole en las femorales buscando una vía central y cuando decidieron dejarnos entrar vimos que mi hijo tenia la pierna como con hematomas”, relatan los padres.

La pediatra jefe reconoció el error

“Preguntamos qué sucedía y entonces la pediatra jefe nos dijo en palabras textuales: nos hemos equivocado”, aseveran los padres. Explican que se refería al pinchazo en la pierna derecha que “lo hicieron mal”. Según los padres, la pierna empezó a ponerse de un tono morado. Después de unos 9 días fue el cirujano vascular a visitar la bebé, que en esos días tenía la pierna tapada, y del tono morado se pasó al tono oscuro o negro.

No queda ahí su relato: “primero nos dijeron que quizás solo le amputarían la punta de los dedos. Después ya nos confirmaron que la amputación seria 10cm por debajo de la rodilla». Sin embargo, como apuntan los padres, los médico se equivocaron. Y es que buscando una arteria perforaron una vena y esta se cerró cortando el riego sanguíneo a la pierna derecha.

Además, aseguran que en los tres meses que pasaron en el hospital vieron a enfermeros manipulando a su hijo sin desinfectarse las manos. Cabe señalar que en la UCI de neonatos al entrar hay desinfectarse las manos con alcohol. Pues bien, se dieron cuenta de que le daban “ventolin caducado”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here