Inicio LOS 10 DE GLOBALNEWS10 Los 10 rincones más fresquitos para huir del calor de este verano

Los 10 rincones más fresquitos para huir del calor de este verano

Este calor del verano 2019 te va a dar la gran oportunidad para viajar y conocer los lugares más frescos de nuestro país. Tómate un descanso y déjate llevar por los maravillosos paisajes españoles

185
No dejes que el calor te tenga atado en casa
Cangas del Narcea, Asturias. Foto: Potokoa

Aunque el calor de este 2019 no parece darnos tregua y casi todos nos encontramos con la sensación de estar a punto de pasar de estado sólido a líquido en cualquier momento, no temáis, aquí os dejamos 10 lugares repartidos por toda la península y que son los que mejores temperaturas tienen para poder sofocar este verano tan intenso.

  • Aínsa, Huesca: Se encuentra ubicada en la comarca del Sobrarbe. Pertenece a la Asociación de los Pueblos más Bonitos de España. Y es un excelente punto de partida para conocer el parque nacional de Ordesa y Monte Perdido, en el Pirineo de Aragón. La villa se encuentra a 589 metros sobre el nivel del mar, donde se juntan los ríos Cinca y Ara. Aunque hace bastante calor durante el día, el ocaso da ese respiro que no notamos en nuestros emplazamiento particulares. Arriba, en la montaña, el descenso de las temperaturas cuando el sol desaparece resulta mucho más acusado.
Aínsa. Foto de Manolo Aparicio
  • Cangas del Narcea, Asturias: El parque natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias (Reserva de la Biosfera por la Unesco) ocupa una gran extensión del mayor concejo de Asturias. Estos parajes, cuentan con multidud de casonas y palacios de estilo rural construidos entre los siglos XVI y XVIII. Dentro de los límites de este espacio natural se encuentra el bosque de Muniellos, que cuenta con el mayor robledal de España y es uno de los mejor conservados de Europa. Estas tierras, registran una temperatura media en verano de 19,3ºC con máximas de 25. Además son refugio tanto del oso pardo cantábrico como de quienes vienen huyendo del calor.
  • Ezcaray, La Rioja: Se encuentra en la parte alta del valle del Oja, al suroeste de La Rioja, es la localidad más cercana a la estación de esquí de Valdezcaray. En el extremo occidental de la Sierra de la Demanda, tiene como atractivos, unas máximas de 25ºC, un famoso festival de jazz durante la primera quincena de julio (Jazz de Ezcaray, 23º edición), una muestra de arquitectura popular bien conservada en su casco urbano, y un entorno natural que invita a ser disfrutado con rutas de senderismo.
Ezcaray. Foto de casamasip.com
  • Islas Cíes, Pontevedra: A parte de ser uno de los rincones más espectaculares de España, ofrecen frescor incluso en los meses más tórridos del año. La brisa y las noches húmedas y a menudo neblinosas de las Rías Baixas suavizan en parte los rigores del verano, su mezcla con sus gélidas aguas atlánticas, han llegado a marcar los 15ºC en pleno agosto. El archipiélago, con sus tres islas principales, las de Monte Agudo (o del Norte), Isla de O Faro e Isla de San Martiño (o del Sur), es candidato a ser declarado patrimonio mundial por la Unesco.
Islas Cíes . Foto del Blog saltaconmigo.com
  • Liébana, Cantabria: Destinos cántabros por antonomasia. Esta integrada por varios valles rodeados de altas montañas, en el extremo superior de uno de ellos, Val de Baró, donde se encuentra la estación de montaña de Fuente Dé, con máximas en verano de alrededor de 22ºC. Un teleférico salva 753 metros de desnivel hasta el mirador del Cable, a 1.850 metros de altitud. Allí solo cabe rendirse a las impresionantes panorámicas del macizo central de los Picos de Europa.
Liébana. Foto de elportaldepicos.com
  • Parque natural Los Alcornocales, Cádiz y Málaga: Aunque parece imposible, en Andalucía existe una zona abundante en lluvia, brumosa, donde la humedad procedente de la costa se acumula formando bosques de niebla este parque natural, ubicado en la provincia de Cádiz y parte de la de Málaga, es un oasis de agua que ayuda a sofocar el calor del sur español.
La Selva de Los Alcornocales. Foto de juntadeandalucia.es
  • Puebla de Lillo, León: Se encuentra en los alrededores del puerto de San Isidro, un paso de montaña que une las provincias de León y Asturias. La temperatura media en verano no supera los 12,5 grados. Es un pueblo de origen medieval que forma parte del parque regional de Picos de Europa. Cabe destacar que entre esta localidad y el puerto de las Señales, muy cerca del límite con el parque natural de Redes, se alza el Pinar de Lillo, uno de los escasísimos pinares autóctonos de la Península.
Puebla de Lillo. Foto de tripadvisor.es
  • Serranía de Cuenca:  Tiene cerca de 74.000 hectáreas de naturaleza protegida y 11 términos municipales incluidos, cuenta con miradores espectaculares, con la fantasía hecha piedra de la Ciudad Encantada, con el nacimiento del río Cuervo y del río Júcar, con Las Torcas de Los Palancares, con las siete lagunas de Cañada del Hoyo, y con la de Uña y con la del Tobar, con el parque cinegético de El Hosquillo, con la Balsa de Valdemoro-Sierra. Además sus cielos nocturnos sobrecogedores los podrás disfrutar libre de calor y con la chaqueta puesta.
Nacimiento del rio Cuervo, Serranía de Cuenca. Foto de Josefa Calzado
  • Sierra Norte de Sevilla: Declarada parque natural y geoparque, da un poco de tregua al termómetro y permite remojarse y sofocar el calor. A unos pocos kilómetros de San Nicolás del Puerto y su playa urbana, que se nutre de las aguas del Rivera Huéznar, el mismo río forma las cascadas del Huesna, declaradas monumento natural. Eso sí, en ellas está prohibido el baño. Para darse un chapuzón en la zona están el pantano de El Pintado, la Isla Margarita (o del Pescador), los lagos del Serrano o la ribera de Benalijar.
Sierra norte de Sevilla. Foto de Tripadvisor
  • Valle del Roncal, Navarra: Es uno de los pueblos más septentrionales de los siete que componen el valle navarro. Las noches son frías, con un registro de 11,6 grados de media. Por su parte las temperaturas diurnas no suelen pasar de los 23 grados. Este valle ofrece un enorme abanico de paisajes, desde la Foz de Burgui, en la ribera, hasta el macizo kárstico de Larra, allá en lo alto; vertebrado todo por el río Ezka. Además, cuenta con el único valle glaciar de Navarra, Belagua; ascendiendo por el puerto, el paisaje llano va dejando paso al bosque, que acaba cediendo ante los pastos de alta montaña, que terminan en roca. El entorno ofrece infinitas posibilidades de ecoturismo.
Valle del Roncal. Foto de turismo.navarra.com

Todas las opciones presentadas no te dejarán indiferente. España cuenta ofrece multitud de emplazamientos que cuentan con parajes naturales y paisajes espectaculares.

A la vez que nos aliviamos del calor, podemos deleitarnos y perdernos en estos destinos tan especiales que seguramente, nos descubrirán que nuestro país tiene un gran atractivo de norte a sur, y de este a oeste.

Que no se te olvide tomar nota de estos lugares. Date un pequeño (y necesario) capricho, y realiza una escapadita a estos rincones. Sal de esta «boca de dragón», en la que parece que estamos metidos, por unos días.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here