Inicio PORTADA Unos campistas se quedan atrapados en las Islas Cíes

Unos campistas se quedan atrapados en las Islas Cíes

Los campistas fueron rescatados por la Policía local enseguida, y afortunadamente, no ha habido que lamentar ningún mal mayor

200
Campistas Islas Cíes
El fuerte oleaje dificultó el paso de campistas entre las islas de Monteagudo y Montefaro./La Voz de Galicia/ Parque Nacional Islas Atlánticas

El temporal que esta asolando el norte de la península en estas semanas de agosto esta causando numerosos estragos, como se ha podido ver en Cataluña, y esta convirtiendo algunos sitios en peligrosos por las malas condiciones climáticas.

Las fuertes rachas de viento y la revolución del atlántico en la zona de Galicia, dejó atrapados en las Islas Cíes a un grupo de campistas, que tuvieron que ser rescatados en plena noche, ya que les era imposible cruzar el dique que une las islas de Monteagudo y Faro, debido al fuerte oleaje.

Los campistas estuvieron a punto de pasar la noche a la intemperie hasta que bajase la marea

La policía local recibió una llamada de alerta de que un grupo de personas eran incapaces de acceder al camping de la isla central del norte. Y es que el agua del mar traspasaba la pasarela de piedra, adentrándose en la Lagoa dos Nenos, como ocurre en otros temporales.

Los campistas salieron a pasear sin linternas, lo que les impedía cruzar de manera segura el paseo de manera segura. A todo esto se sumaba que quedaban pocos minutos para la pleamar, que es cuando el agua del mar alcanza su máxima altura.

Por lo que sería mucho más difícil llegar a la zona de acampada y tendrían que haber esperado horas a la intemperie hasta que bajase la marea.

Por fortuna, ninguno de los campistas atrapados ha sufrido daños

La Policía Local acudió rápidamente hasta el dique, y con la luz de las linternas, iluminaron el camino, indicando a los campistas cuando rompían las olas de menor tamaño. Cuando el peligro no estaba presente, cruzaron al otro lado sin problemas.

Durante esa mañana tuvieron que atender dos emergencias por motivos de salud en el camping. Pues una joven alertaba de que su compañera estaba padeciendo varias molestias que no la dejaban conciliar el sueño. Finalmente fue tratada por el sanitario del camping, sin lamentar males mayores.

También una empleada tuvo que ser evacuada al Hospital Álvaro Cunqueiro, dónde permanece ingresada en observación, pero sin que si estado revistiese gravedad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here