Inicio PORTADA Carmen López es una joven surfista invidente que lucha por conseguir la...

Carmen López es una joven surfista invidente que lucha por conseguir la inclusión real

Esta es la historia de Carmen López, la joven surfista ciega que aprendió a "leer" el mar y a luchar por la inclusión

695
Carmen López surfista ciega
Carmen López durante uno de sus entrenamientos, surfeando las olas./ El País

Carmen López es una joven asturiana de 22 años. Ha sido la primera invidente en participar en el mundial de Surf adaptado, del que consiguió una medalla de cobre.

Nada más nacer, la joven asturiana desarrolló un glaucoma congénito, una enfermedad degenerativa de la vista. Carmen vino al mundo sin córneas y le realizaron un trasplante logrando que pudiera ver algo, ciertos colores. A partir de los ocho años dejó de ver por completo.

«Una persona con discapacidad sí que puede hacer todo lo que quiera. Hay que seguir adelante. Los sueños están ahí para cumplirlos»

La joven nunca se ha quedado quieta. En una entrevista concedida a Globalnews10, Carmen ha contado que siempre ha hecho lo que le apetecía en cada momento. Ha realizado patinaje artístico durante varios años, aprendió a montar bicicleta, compitió en equitación, probó el esquí, el snowboard y la gimnasia rítmica.

El surf es una de sus grandes pasiones. Con la ayuda de su entrenador, Lucas García, con el que logró congeniar desde el primer minuto, Carmen sortea las olas e interpreta el mar a su manera.

Siempre ha tenido claro que iba a realizar cualquier actividad que fuese de su agrado. Sin embargo, su lucha constante es la de conseguir la inclusión real de cualquier persona que padezca una discapacidad.

Es muy preocupante la desinformación en torno al mundo de la discapacidad y con respecto a la inclusión

Actualmente, en palabras de Carmen, el término inclusión se utiliza demasiado a la ligera. La surfista afirma que es triste comprobar, que en pleno siglo XXI, en el que se cuenta con numerosos avances, la inclusión de personas con discapacidad no es tan real como debería ser.

Desde su propia experiencia, Carmen López nos ha transmitido que hoy en día, cada vez hay menos integración que antes. Ella acudió a un colegio de «supuesta» integración. Y fue allí donde vivió en primera persona, cómo sus compañeros decidieron hacerle «bulling«.

Carmen ve que realmente hay muy poca gente que quiera conocer o profundizar en el mundo de la discapacidad, además, se ha dado cuenta de que existe mucha desinformación en torno a la inclusión y los diferentes tipos de discapacidad.

«Yo no creo que haya que hacer caridad con una persona que tenga una discapacidad, simplemente hay que tratarla de manera natural»

El surf como liberación

En 2013 Carmen decidió probar el surf. En su primer contacto con la tabla y el agua, nuestra protagonista experimentó una reacción muy buena, le gustó mucho. Durante dos años asistió a clases, pasó por varios campamentos y tuvo un primer entrenador muy bueno.

Ese primer entrenador, que fue también un gran apoyo durante esa etapa, se tuvo que mudar. Y entonces se topó con otro obstáculo: nadie se atrevía a darle clases de surf.

Ella siempre ha entendido ese respeto que muchos monitores mostraban. No se atrevían a darle clases. Respecto al surf no hay nada escrito. Una vez más se puede comprobar ese desconocimiento que se extiende también a este tipo de deporte a la hora de hacerlo inclusivo.

Lucas García, sus ojos en el mar

En 2018 la Federación de Surf se puso en contacto con ella. Iban a celebrarse unas jornadas de surf adaptado en Cantabria y Carmen no se lo pensó dos veces. Una seña de su identidad es lo decidida que se muestra. Allá se fue.

Fue entonces cuando conoció a su entrenador actual, Lucas García. Él tenía sus miedos al respecto de la situación que envolvía a Carmen, pero le echó valor y decidió entrenarla.

Los dos juntos prepararon dos campeonatos de España, donde Carmen consiguió en ambos el primer puesto. Posteriormente, prepararon el Mundial de Surf que se celebró en California, y del que la surfista consiguió la medalla de cobre con un cuarto puesto.

Pero la cosa no queda ahí, la joven también ha conseguido un segundo puesto en el Campeonato Europeo de Surf.

Allí su entrenador no pudo acompañarla, pero tal y como ella cuenta, estuvo pendiente a cada minuto de animarla y de ver cómo se iba dando ese campeonato.

Al principio, una vez dentro del agua todo era cuestión de ensayo – error

Comenzaron a probar. Descubrieron que mediante silbidos, Carmen y Lucas podían formar su propio lenguaje a la hora de entrenar dentro del agua.

Él siempre permanece a su lado, y le indica el tipo de olas que tiene que enganchar. Pero Carmen es la que se encarga de «leer» las olas. Juntos realizan un gran trabajo en equipo.

Para Carmen, el surf es un alivio, un respiro de la vida cotidiana

«Cuando estoy dentro del agua nadie piensa en esa chica ciega, simplemente me ven haciendo surf«.

«Yo he tenido la suerte de contar con el apoyo de toda mi familia. En mi casa nunca nadie me trataba diferente. Siempre he realizado lo que me apetecía. Probé cualquier actividad. Contar con ese apoyo es algo vital para cualquiera, pero mucho más para una persona con discapacidad« cuenta la joven surfista.

Ahora, Carmen es una de las candidatas a llevarse una de las diez becas que la Fundación Grupo SIFU otorgará por quinto año. Estas son ayudas destinadas a deportistas con diversidad funcional que les permiten cumplir con sus retos deportivos individuales, como es el caso de la ovetense. Actualmente se encuentra en la fase final del proceso, una votación popular.

Globalnews10 apuesta por la inclusión y la integración social de las personas con discapacidadNuestro sitio web comienza una iniciativa con el fin de garantizar que personas con capacidades especiales, mayores y otros colectivos con riesgo de exclusión, puedan acceder a toda la información que publicamos día a día.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here