Inicio PORTADA Casimiro, el expolicía que disparó contra unos ladrones en su casa, podría...

Casimiro, el expolicía que disparó contra unos ladrones en su casa, podría pasar dos décadas en prisión

La Fiscalía rebaja a 16 años la petición de prisión para el expolicía Casimiro Villegas.

270
Casimiro
El expolicía local Casimiro Villegas recibe el abrazo de un compañero, en la puerta de la Audiencia. / JOSÉ ÁNGEL GARCÍA

Fiscalía rectifica y pide la libre absolución para Casimiro, el expolicía que disparó contra unos ladrones en su casa.

Inicialmente pedían 20 años de cárcel para el expolicía que usó su arma contra unos ladrones que asaltaron su vivienda hace 8 años, cambia su petición en la última sesión del juicio.

Casimiro actuó en legítima defensa

El Ministerio Fiscal alega que Casimiro Villegas actuó en legítima defensa para defender su vida y la de su familia.

«Estoy muy abatido porque esto ha sido muy largo», ha comentado el expolicía al salir del juzgado. 

«Luchó por su vida»

La causa que enjuicia al exagente de la Policía Local de Sevilla, Casimiro Villegas por lesionar y disparar a cuatro personas, las cuales también son encausadas por asaltar su vivienda, ha llegado a su fin este jueves con la celebración de su séptima sesión.

El representante legal del Consistorio, ha subrayado que ha quedado acreditado que los hechos son los de un robo «que salió mal». Así, ha señalado que este incidente fue una «experiencia aterradora» para Casimiro y su pareja que les produjo «un estrés postraumático» como han acreditado los peritos psiquiátricos y que los supuestos asaltantes son «conocidos por sus actividades delictivas», una conducta que «desmonta su versión».

Con todo, ha destacado que los asaltantes superaban en número a Casimiro en una vivienda aislada «cuya única salida estaba custodiada por uno de los asaltantes» y que el ex policía «luchó por su vida».

La Fiscalía ha rebajado la petición de prisión a 16 años

Se le debe aplicar la eximente completa de legítima defensa en uno de los cuatro delitos de lesiones por los que está siendo juzgado.

Con todo, el representante de la Fiscalía ha señalado que ha quedado «más que contrastado» que en la noche de autos se produjo un robo con violencia. Sin embargo, la versión de los asaltantes se basa en que acudieron a la vivienda de Casimiro para cobrar una deuda «ya sea de un tema de drogas como dijeron en la instrucción o unos motores de lanchas como dijeron en la vista oral». Una cuestión «que cae por sí sola».

En esa línea, el fiscal señala que no han presentado ninguna prueba ni ningún testigo «que apoyen esa tesis» y que durante la vista ha quedado patente que se forjó un acceso a la vivienda «donde consta una huella de Raúl P.R. en el marco de una puerta» y que un elemento de valor como es un ordenador portátil fue sustraído por Julio R.F. lo que prueba que el robo es «consumado».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here