Inicio PORTADA Muere una joven inglesa de 19 años tras saltar de una avioneta...

Muere una joven inglesa de 19 años tras saltar de una avioneta en marcha

50139
Fallecida al tirarse de una avioneta en marcha
Cutland (Facebook)

Alana Cutland, de 19 años, se encontraba de viaje en Madagascar cuando durante un viaje en avioneta a más de 1000 metros de altura decidió tirarse al vacío. Según la policía local, la estudiante inglesa sufrió hasta cinco episodios de estrés y paranoia, lo que pudo haberle provocado su episodio mortal. Cuentan que la sintomatología puede deberse a la medicación contra la malaria.

Cutland iba acompañada por el piloto y una mujer británica de 51 años en el momento en el que se quitó el cinturón, abrió la puerta del avión y saltó al vacío cuando solo llevaban diez minutos de vuelo. Su acompañante intentó evitarlo agarrándole la pierna pero Cutland logró soltarse.

El cuerpo cayó en una zona habitada por animales carnívoros, así que podría no aparecer nunca

Hasta el momento, los equipos de rescate de la policía trabajan para recuperar el cuerpo aunque apuntan a que no se pueda llevar a cabo. Y es que los restos de la chica fueron a caer en una zona remota de la jungla de Madagascar donde habitan animales carnívoros.

La joven debía permanecer en Madagascar durante seis semanas pero decidió volver a los ocho días tras unas conversaciones con su madre. El viaje de la estudiante de biología iba dedicado al análisis del fondo marino del Océano Índico y sus cangrejos en peligro de extinción.

La familia está desconsolada

Desde la familia de la víctima aseguran estar “desconsolados por la pérdida de nuestra maravillosa y hermosa hija, que iluminó todos los sitios por los que pasó. Nuestra hija Alana era una joven brillante e independiente, amada y admirada por todos los que la conocían”.

“Siempre fue muy amable y solidaria con su familia y amigos, lo que resultó en que tuviera una conexión muy especial con una amplia red de personas de todos los ámbitos de su vida, que sabemos que la extrañarán mucho”, añade el comunicado de la familia.

Así las cosas, nadie se explica qué pudo pasarle por la cabeza a esta joven inglesa para tomar la rotunda decisión de saltar al vacío desde una avioneta a más de 1.000 metros de altura. Se trata, sin duda, de un nuevo episodio inquietante e inesperado de la mente humana.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here