Inicio CRÍTICA TV Chicote desvela la mala calidad de los comedores escolares en Canarias

Chicote desvela la mala calidad de los comedores escolares en Canarias

El cocinero fue escoltado por la policía tras desvelar la mala calidad de los comedores escolares en Canarias.

257
Chicote

Alberto Chicote descubre que la Consejería de Sanidad de Canarias ha elegido a dedo el comedor escolar que debe visitar, algo que indigna al chef: «No quería venir a un colegio preparado por ustedes».

‘¿Te lo vas a comer?’

Alberto Chicote pidió al director de Salud Pública del Gobierno Canario que le dejara ver un colegio para conocer cómo se realizaba una inspección a su comedor.

Lo que no espera el exitoso chef es que al hablar con la persona encargada de realizar dicha inspección, ésta le confiesa que realmente no le tocaba ese colegio.

«¿Entonces por qué venimos a este?, quiero saber por qué hemos venido a este centro en particular», contesta, tajante, Chicote al director de Salud Pública del Gobierno Canario mientras grababa el programa ‘¿Te lo vas a comer? de La Sexta‘. 

El cocinero denuncia la calidad de la comida en los colegios

En esta ocasión el programa de Chicote analizaba la calidad de la comida que reciben los niños en los colegios.

El cocinero viajó por diversos lugares de la geografía española para entrevistarse con responsables de los comedores y de las empresas de catering que ofrecen estos servicios. Y no tuvo problemas hasta que llegó a Canarias.

Allí se topó con una compañía de catering a la que no le gustó que el cocinero insinuara que la comida que servían era de mala calidad.

El menú que ofrecían no cumplía los requisitos nutricionales que marca la Consejería de Sanidad

Exceso de fritos y salsas. Cuando Chicote trató de recabar la versión de la empresa llamándoles por teléfono, la respuesta que recibió no fue la que esperaba.

«Me cago en tu puta madre» fue uno de los insultos que recibió Alberto Chicote en Canarias.

Aunque el cocinero les explicó que su intención era que le explicaran cuáles eran los criterios en los que se basaban para elaborar los menú, la compañía declinó hacer cualquier tipo de declaración.

Unos minutos después se presentó un coche de la policía

«Solo he tocado a la puerta y no me han atendido ni nada. Luego les he llamado por teléfono porque quería ver si me podían responder unas preguntas«, comentó.

«Me han dicho que no iban a hacer declaraciones y lo último que he recibido es un señor que se caga en mi puta madre», añadió.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here