Inicio GASTRONOMÍA La ‘comida real’ y el desenmascaramiento de la industria alimentaria están en...

La ‘comida real’ y el desenmascaramiento de la industria alimentaria están en su máximo esplendor

413
realfooding

No es nada nuevo decir que la sociedad se mueve por modas o tendencias de todo tipo. Vivimos inmersos en el mundo de las nuevas tecnologías convirtiéndose estas en la principal herramienta de difusión de la información y las modas, en concreto, juegan un papel determinante las redes sociales. Si eres de los que están inmersos en ellas, te habrás dado cuenta de que después de fulgores como el running o el empeño por tener un cuerpo atlético y musculado, ha llegado el realfooding. Una corriente que incita a la gente a llevar una dieta más sana basada en la comida real.  

¿Qué es el realfooding?

El precursor de este movimiento es Carlos Ríos, un joven dietista-nutricionista andaluz que se ha convertido en todo un fenómeno de divulgación alimentaria a través de las redes sociales.

Realfooding-carlos-rios
@carlosriosq

En su cuenta de Instagram (@carlosriosq) cuenta con más de 620.000 seguidores a los que intenta inculcar el realfooding, lo define como “un estilo de vida basado en comer comida real y evitar los ultraprocesados. Es un movimiento que defiende el derecho a una alimentación saludable para la población. Es una revolución que lucha con conocimiento y conciencia contra el lado oscuro de la industria alimentaria».

A esta tendencia se han sumado otros usuarios de las redes sociales y apasionados de la comida real y la alimentación como Jose López (@sojesite) quien cuenta que era seguidor de este tipo de influencers y que tras observar la controversia que existía en el mundo de la alimentación se animó a crear su propia cuenta para contribuir con más contenido a mejorar la salud a través de la alimentación. En su cuenta, comparte tanto los alimentos que más se ajustan a la “comida real” haciendo una valoración de los mismos como los peores alimentos que se encuentra en el mercado intentando desenmascarar las estrategias que sigue la industria alimentaria. Además, proporciona a sus seguidores recetas e ideas para consumir este tipo de alimentos.

Realfooding-sojesite
@sojesite

Jose explica que “Hay distintos grados a la hora de clasificar los alimentos. Por comida real entenderíamos aquellos alimentos que no son manipulados para consumirlos como puede ser una fruta. Un alimento procesado es aquel que se le añaden ciertos aditivos, o “extras” que de forma natural el alimento no lleva. Y un ultraprocesado sería aquel alimento que se manipula de forma industrial, por ejemplo, un pastel”. Subraya que “el problema de consumir ultraprocesados aparece cuando esto se convierte en una práctica habitual y diaria, si se excede en su consumo pueden ser muy perjudiciales para la salud debido a la cantidad de grasas saturadas, azúcares, sal etc., que contienen. Por tanto, no habría ningún problema si se consumen con mucha moderación ya que muchas veces es inevitable, hay que encontrar un punto medio”.

“Como divulgadores debemos pelear porque deje de ser una moda y pase a ser un estilo de vida”

Al preguntarle sobre cuáles cree que son las claves del auge del realfooding afirma que “La clave principal ha sido la buena acción que se está haciendo a la hora de desenmascarar a las grandes empresas de la industria alimentaria de ultraprocesados cuyo único fin es vender sus productos. Muchas veces se demuestra que mienten a los consumidores, esto no les gusta y en muchos casos terminan pasándose al “bando contrario” que es el del realfooder. Además, piensa que en el esplendor del realfooding ha jugado un papel muy importante la manera de abordar y difundir la nutrición a través de las redes sociales ya que les permite interactuar con el público y establecer una conexión muy cercana y honesta con este.

Finalmente, Jose sí que piensa que todo este movimiento se trata de otra moda pasajera, “si toda la vida has estado comiendo mal, al final, como se dice, la cabra tira al monte” es aquí donde estos influencers de la alimentación tienen su mayor reto y principal labor, “como divulgadores debemos pelear porque deje de ser una moda y pase a ser un estilo de vida”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here