Inicio HEALTH & LIFESTYLE ¿Cómo hacer que tu casa esté más fresca durante el verano?

¿Cómo hacer que tu casa esté más fresca durante el verano?

214
El calor no da tregua
Las altas temperaturas siguen disparando los golpes de calor

Estamos en pleno verano, y mientras muchos se van de vacaciones a disfrutar de la playa y los chiringuitos, hay quienes tienen que quedarse en casa soportando las infernales temperaturas cada vez que llega una ola de calor nueva. A todos se nos viene a la cabeza como primera solución encender el aire acondicionado para amortiguar así las horas de más calor.

Sin embargo, no todo el mundo tiene estos aparatos instalados en casa, por no hablar del importante coste que supone a final de mes en la factura eléctrica. Ya les avisamos que mantener un ambiente fresco en casa no solo se logra a base de aparatos eléctricos.

Te damos las claves para sobrevivir al calor veraniego

1. Mantener las persianas cerradas. Hasta un 30% del calor no deseado proviene de las ventanas, así que el uso de personas, cortinas y artículos similares puede ahorrar hasta un 7% en la factura eléctrica y bajar la temperatura interior hasta los 20 grados. Si no quieren que su casa se convierta en un pequeño gran horno, apliquen este consejo durante las horas de más Sol.

2. Gestionar la apertura de las puertas. Es interesante aprovechar las horas nocturnas, que suelen ser las más frías, para que el aire fluya de manera natural a través de la vivienda.

3. Ajustar los ventiladores de techo para girar en sentido contrario a las agujas del reloj. Con ello, se logra que gire a una velocidad mayor y que el flujo de aire del ventilador que se genera provoque un efecto de brisa de viento que hará que se sienta más fresco. ¿A que no lo sabían?

4. Priorizar la temperatura del cuerpo. Recuerden que hace solo unos años que el aire acondicionado se puso de moda, tanto que a día de hoy nos pensamos que se trata de un elemento imprescindible en la casa, y no lo es. Hay trucos como tomar bebidas heladas hasta aplicar un paño frío en áreas como el cuello y las muñecas. Se trata de remedios que, junto con la elección de la vestimenta, sirven para refrescar el cuerpo de adentro hacia afuera.

La cocina, cuando menos la uses mejor

5. Deshacerse de las luces incandescentes. Las bombillas incandescentes desperdician alrededor del 90% de su energía en el calor que emiten, por lo que cambiarlas reduce la factura eléctrica y favorece un ambiente menos cálido en casa.

6. Descartar cocinar y apostar por las ensaladas. Se trata al fin y al cabo de sentido común, porque no tendría ningún sentido encender el horno a 200 grados cuando hace tanto calor. Lo lógico es contribuir a no cargar más aún el ambiente en casa, así que apuesta por ensaladas y comidas que no requieran demasiado uso de la cocina.

7. Hacer algunas mejoras a largo plazo. Las «películas» para ventanas como forma de aislamiento son una compra inteligente ya que funcionan de manera similar a las persianas. Existen también toldos que protegerán el hogar de los rayos del sol y se reducirá la cantidad de calor que absorbe la vivienda.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here