Inicio MOTOR Consejos para convertirte en un buen motorista

Consejos para convertirte en un buen motorista

403
buen motorista consejos
Siempre hay que usar el casco, también cuando hace calor o en los trayectos cortos. / ARPEM

Una de las principales ventajas de desplazarse en moto es poder disfrutar de la sensación de libertad. Sin embargo, los vehículos de dos ruedas son más vulnerables ya que no tienen una carrocería para proteger al conductor.

La equipación de un buen motorista es clave para su seguridad. En caso de accidente el motorista está expuesto a una serie de lesiones que pueden costar la vida.

Lo único que separa al motorista de la calzada es su propio cuerpo

Si eres ‘motorista’ es muy importante que aprendas a proteger tu cuerpo. La DGT ha publicado seis consejos para conducir una moto.

  • Casco: el casco para el motorista es como el cinturón de seguridad para un ocupante de un automóvil, es un salvavidas que se debe utilizar siempre.

    Es obligatorio tanto para el conductor como para el pasajero.

    Según la OMS, el casco reduce la incidencia de las lesiones mortales. En accidentes graves, el 20% de los cascos salen despedidos debido a la elección de tallas inadecuadas o a no encontrarse bien abrochados. El más seguro es el casco integral.
  • Pantalones: las piernas del motorista son la parte del cuerpo más expuesta al impacto en caso de accidente.

    Utilizar pantalones fabricados con tejidos especialmente diseñados para viajar en moto supone ir entre un 33% y un 47% mejor protegido.

  • Guantes: los guantes tienen que prestar 2,5 segundos de resistencia a la abrasión en caso de accidente.

    Es recomendable que el cuero tenga, al menos, 0,9 milímetros de grosor para alcanzar esa protección.

  • Botas: deben ofrecer 5 segundos de resistencia a la abrasión. Es recomendable que el cuero tenga un grosor de 2,5 mm para cumplir con este requerimiento.

  • Chaqueta: mejor las de piel o kevlar (un tejido sintético) que las de algodón y mejor de colores vivos para que sean percibidos por otros usuarios de la vía.

    Otros protectores: hombreras, coderas y rodilleras (deben estar integradas en el traje, de material plástico acolchado y elástico para facilitar el movimiento); espalderas (protección contra lesiones de columna); protectores (que protegen de las heridas provocadas por impacto o abrasión y reducen la gravedad de las lesiones), faja (si hace viajes largos dará descanso a la zona lumbar) o gafas y viseras (aseguran un buen campo de visión en cualquier situación climatológica).

  • Para cada 150 km: la conducción de una moto requiere más esfuerzo físico que conducir un vehículo de cuatro ruedas. Cansa más. Con lo cual, la DGT recomienda parar cada 150 kilómetros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here