Inicio EMPRESA El Corte Inglés vende sus centros de Xanadú en Madrid y el...

El Corte Inglés vende sus centros de Xanadú en Madrid y el de Francesc Macià en Barcelona

Vende inmuebles para reducir su deuda.

476
corte inglés

La compañía tiene a la venta una docena de centros para aligerar su abultada deuda. Ya sabemos cuáles son los primeros edificios de la lista.

Un total de 95 activos a la venta. No se trata de productos habituales a la venta en las tiendas de El Corte Inglés, sino de sus propios edificios. Se trata de uno de los procesos inmobiliarios más importantes de los últimos años, tanto por la dimensión como por su protagonista.

Liquidación parcial

Después de un minucioso proceso de estudio, parece que la marca de grandes almacenes ya tiene claro qué vender. Así, la cartera en venta está compuesta por 14 inmuebles, 16 parcelas de suelo y 65 activos de diversa índole, como pisos o plazas de aparcamiento. Todo ello sumaría algo más de 1,2 millones de metros cuadrados. Cabe destacar la discreción con la que la compañía está llevando a cabo el proceso.

En este sentido, la discreción del grupo respondería a tratar de amortiguar el impacto sobre la plantilla. Y es que el hecho de poner a la venta numerosos edificios comerciales estaría generando una situación de alarmismo que quieren evitar. Al respecto, El Corte Inglés ya dijo anteriormente que la venta de activos no afectaría a la plantilla.

De acuerdo con la información publicada por El Confidencial, el grupo ha puesto a la venta sus edificios en San Juan de Aznalfarache (Sevilla), Alcalá de Henares (Madrid), Xanadú (Madrid), Francesc Macià (Barcelona), Ademuz (Valencia), Independencia (Zaragoza), Siete Palmas (Gran Canaria), entre otros.

Cuestión de números

Casi 400.000 metros cuadrados de superficie bruta alquilable repartidos entre grandes almacenes propios y tiendas dentro de parques comerciales. Además, se trata de centros con beneficio bruto operativo (ebitda) positivo, donde el ‘holding’ prevé mantener el empleo.

Parece que los planes de El Corte Inglés pasan por firmar acuerdos de alquiler a corto plazo, de tres años prorrogables por otros tres. El motivo por el que el grupo ha elegido esta fórmula sería fundamentalmente contable. Esto debido a que una nueva norma (la NIIF 16) obliga a las empresas a apuntarse los alquileres como deuda. De manera que cuantos más años se firmen, mayor será el pasivo que deba anotarse.

Alquileres cortos

En este sentido, el sector viene advirtiendo desde hacetiempo que una consecuencia de la nueva norma contable será que los alquileres se van a firmar a plazos más cortos. Serían a tres o cinco años, pero con posibilidad de prórrogas, como pretende El Corte Inglés.

Después de la venta, la compañía buscaría seguir manteniendo los edificios en alquiler para seguir operando. Como aseguran, en la mayoría de los casos el propietario también estaría interesado en mantener a El Corte Inglés como inquilino.

Sin embargo, no se descarta que la cadena de grandes almacenes abandone algunos de sus espacios para siempre tras unos años de alquiler. Así lo hizo en plaza de Cataluña, donde cerró sus puertas el pasado ejercicios después de varios años en alquiler.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here