Inicio HEALTH & LIFESTYLE Crean un exoesqueleto para niños con parálisis cerebral

Crean un exoesqueleto para niños con parálisis cerebral

El proyecto, desarrollado por el Hospital Niño Jesús de Madrid, permitirá caminar de manera más autónoma a los pacientes

212
exoesqueleto
Presentación de un exoesqueleto que responde a las órdenes del cerebro en el Hospital Niño Jesús de Madrid. SERVIMEDIA

El Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid ha iniciado un estudio multicéntrico en el que probará un nuevo exoesqueleto de uso pediátrico que obedece las órdenes del cerebro del paciente y que está indicado para niños con parálisis cerebral que padecen alteraciones de la postura y del movimiento al caminar.

El estudio multicéntrico internacional que se llevará a cabo contará con un total de 120 niños

El Hospital Niño Jesús de Madrid, en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha desarrollado un nuevo exoesqueleto para niños con parálisis cerebral que les ayuda a caminar más erguidos y tener mayor fluidez de movimiento.

Su gran novedad es un casco que detecta la actividad eléctrica del cerebro cuando se quiere andar y activa los motores del robot en consecuencia.

El dispositivo, de unos 60 kilogramos de peso y que alcanza una velocidad de 0,6 metros por segundo (la habitual al andar), es una herramienta de rehabilitación y no un exoesqueleto permanente, por lo que está pensado para ser utilizado durante unas 16 sesiones de una hora, más algunas otras de mantenimiento y fisioterapia intensiva de tres a cuatro semanas.

Durante su uso continuo, en una primera etapa el robot fuerza al paciente a tener una postura determinada, gracias a sus motores en la cadera y las rodillas, ayudando a que el cerebro la asimile paulatinamente como la correcta. Así, el robot, denominado CP-Walker 2.0, permite controlar todas las articulaciones a la vez y promover que el niño controle su tronco. Una vez se avanza, son los propios músculos los que siguen esos patrones aprendidos.

Marcha casi normalizada

Los principales cambios que produce el uso del robot se centran en la extensión de cadera, la corrección de la inclinación de la pelvis y el control del tronco, ayudándose de dos muletas.

Según los investigadores responsables de este exoesqueleto, hasta el 70% de los niños con parálisis cerebral se podrían beneficiar de este dispositivo rehabilitador.

De acuerdo con sus estimaciones, en unos cinco años podría salir al mercado, y «ya hay empresas interesadas» en comercializarlo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here