Inicio ACTUALIDAD EE.UU. y la empresa china ZTE alcanzan un nuevo acuerdo para que...

EE.UU. y la empresa china ZTE alcanzan un nuevo acuerdo para que vuelva a operar

57
Compartir

Washington, 7 jun (EFE).- El gobierno estadounidense y China han alcanzado un nuevo acuerdo con la empresa telefónica ZTE que levanta la prohibición de operar en EEUU e impone una multa de 1.000 millones de dólares a la compañía, indicó hoy el secretario de Comercio, Wilbur Ross.

El funcionario aseguró estar “muy satisfecho” con el acuerdo que, además de la sanción, incluye dejar en fideicomiso 400 millones adicionales y la designación de un equipo de supervisión que estará dentro de la compañía china para vigilar sus actividades.

“Estamos literalmente empotrando un departamento de cumplimiento escogido por nosotros en la compañía para vigilar su evolución”, dijo el secretario de Comercio en una entrevista en la cadena CNBC.

El acuerdo exige también que ZTE cambie sus consejo de dirección y equipo ejecutivo en 30 días.

La empresa ZTE acordó en marzo de 2017 pasado pagar una multa de 1.192 millones de dólares al Gobierno estadounidense por violar la prohibición de realizar exportaciones a Irán y Corea del Norte y se comprometió, además, a sancionar a los directivos que habían decidido llevar a cabo estas operaciones comerciales.

Sin embargo, en abril de este año Washington acusó a ZTE de no haber cumplido su compromiso de tomar medidas disciplinarias contra sus empleados y de intentar ocultar este hecho y, en consecuencia, el Departamento de Comercio decidió prohibir durante siete años la compra de componentes de la empresa china a las compañías locales.

Esta medida impactó seriamente en la operatividad de la firma china, que se vio obligada incluso a suspender temporalmente su actividad.

ZTE compra gran parte de sus componentes y software en EEUU y en ese país ocupa la cuarta posición en el mercado de venta de teléfonos celulares, por lo que las medidas del Gobierno del presidente Donald Trump ponían en aprietos su viabilidad.

La decisión se produce en un momento de crecientes tensiones comerciales entre Washington y Pekín, tras la amenaza de Trump de imponer aranceles por valor de 150.000 millones de dólares a las importaciones chinas, y la promesa de respuesta recíproca por parte de China.

Globalnews10 no vende señales ni recomendaciones, esta información se basa siempre en opiniones de terceros y no constituyen en ningún caso asesoramiento financiero. Cualquier operación realizada por usted será siempre responsabilidad suya.