Inicio ACTUALIDAD El Congreso rechaza con contundencia la ley del contrato único de Ciudadanos

El Congreso rechaza con contundencia la ley del contrato único de Ciudadanos

39
Compartir

Madrid, 19 jun (EFE).- El Pleno del Congreso ha rechazado hoy con contundencia la Proposición de Ley contra la precariedad laboral presentada por Ciudadanos, que incluye el contrato único con indemnización por despido de 20 días por año trabajado, la mochila austríaca y bonificaciones a las empresas con baja temporalidad.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha defendido una ley que aborda los problemas que el bipartidismo no ha sabido afrontar, que moderniza las relaciones laborales con un marco para el siglo XXI y que acaba con los trabajadores “de primera y de segunda”.

“No queremos que la vida laboral de nadie sea de usar y tirar”, ha afirmado Rivera, que ha pedido a la Cámara que permitiera tramitar la ley para luego buscar puntos de acuerdo que mejoren la vida de los trabajadores precarios por encima de los intereses partidistas.

La propuesta ha sido rechazada con 302 votos en contra frente a 33 votos a favor que incluyen a los dos diputados de UPN (grupo Mixto), cuyo portavoz, Salvador Alli, también ha manifestado sus reservas respecto a la ley aunque ha considerado oportuno permitir su tramitación.

Además ha habido 8 abstenciones dentro del grupo Mixto de partidos que no han intervenido en el debate.

El resto de grupos ha coincido en que la iniciativa de Ciudadanos abarata y facilita el despido, además de centrarse en la contratación sin mencionar otras cuestiones que causan la precariedad laboral como los bajos salarios e ignorando el papel de los agentes sociales (patronal y sindicatos) y de la negociación colectiva.

Ha sido un debate poco frecuente en el que PP, PSOE, Unidos Podemos, PNV, ERC, PDeCat y Compromís han usado argumentos muy parecidos para oponerse a la propuesta de Ciudadanos, aunque desde posiciones políticas diferentes.

La portavoz del PP, Carolina España, ha criticado como el resto que esta ley facilitaría el despido objetivo con un contrato único que supondría “un contrato temporal encubierto”, pero al mismo tiempo ha defendido la reforma laboral del PP de 2012 porque ha permitido que España esté liderando la creación de empleo en Europa.

El portavoz del PSOE, Rafael Simancas, le ha dicho a Rivera que es el dirigente de un grupo con “propuestas fake (falsas)” porque promete cosas que con su ley es imposible cumplir, como son el fin de la temporalidad y nuevos derechos extraordinarios para los trabajadores a través de una mochila austríaca (fondo de capitalización del despido) que ni siquiera desarrolla.

Para el portavoz de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Alberto Rodríguez, se trata de un “disparate” de ley, con un “punto sádico”, porque abarata el despido y lo permite en cualquier circunstancia, sin dedicar “ni una coma” a la brecha salarial de género, a las horas extra que no se pagan o al trabajo a tiempo parcial no deseado.

Por parte de ERC, Jordi Salvador i Duch ha asegurado que se trata de una ley ultraliberal y antisindical, y ha incidido en que el problema no está en la existencia del contrato temporal sino en su uso fraudulento.

Del PNV, Íñigo Barandiaran se ha quejado de que la ley obvie cuestiones “como el mínimo consenso con los agentes sociales” o como la necesidad de algunas empresas de seguir contratando de manera temporal, lo que convierte el contrato único en una “ficción”.

Carles Campuzano (PDeCat) ha discrepado de que haya que acabar con el contrato temporal e Íñigo Candela (Compromís) ha asegurado que con el contrato único todos los trabajadores serían precarios.

Globalnews10 no vende señales ni recomendaciones, esta información se basa siempre en opiniones de terceros y no constituyen en ningún caso asesoramiento financiero. Cualquier operación realizada por usted será siempre responsabilidad suya.