Inicio FÚTBOL El oscuro negocio del tráfico ilegal de futbolistas asiáticos que ya ha...

El oscuro negocio del tráfico ilegal de futbolistas asiáticos que ya ha sido destapado

280
futbolistas asiáticos
Sardar Azmoun, Heung-Min Son, Shinji Kagawa y Hwan Hee-Chan están jugando en la Copa del Mundo ©Getty Images

Una nueva operación sale a la luz después de la investigación del Real Valladolid-Valencia en la Liga de fútbol, destapando la lacra de los amaños. Según ABC, se ha destapado una nueva trama fraudulenta, detrás de la cuál se esconden muchos de los negocios de los equipos de fútbol, regentados por mafias que de manera fraudulenta, «importaban» futbolistas de países asiáticos. Al parecer, pagan miles de euros por entrar en España, muchos de manera fraudulenta, para formar parte de un conjunto de Segunda B, Tercera o incluso divisiones inferiores.

Destapada una trama en el Levante

Esta práctica tan oscura de importación de futbolistas supone una vía paralela de financiación, y hasta de blanqueo de dinero. Ahora, como publica ABC, una reciente redada en el Levante peninsular ha provocado la detención de varios futbolistas extranjeros, los cuáles se encuentran ahora en un Centro de Internamiento de Extranjeros a la espera de ser deportados.

De acuerdo con estas informaciones, con el fin de facilitar la puesta en marcha de operaciones, para las mafias es más seguro comprar un club. Algo que ha ocurrido en numerosos casos en España a lo largo de los últimos años.

La fórmula para adquirir la propiedad se ajustaría a los mismo estándares, dando lugar cuando intermediarios llaman a la puerta de entidades gestionadas por un grupo reducido de socios y sin deudas excesivas, preferiblemente de pequeñas localidades y con escaso apoyo social para que la formalización de la compra se cierre con el menor ruido mediático posible.

Las «marquetas»

Una vez que estos individuos se aseguran el control de la junta directiva,  las organizaciones mafiosas comienzan a desplegar sus operaciones, en primer lugar con la «marqueta», término italiano que hace referencia a la llegada de jugadores financiados desde el país de origen para ser «mostrados» y puestos en el escaparate.

Las mafias, según explica a ABC una persona que ha participado en este tipo de operaciones, utilizan tres tipos diferentes de «marqueta». En primer lugar, la más segura, es la contratación de futbolistas que viajan financiados desde su país de origen por familiares o fondos de inversión. Dinero que sirve a los compradores para afrontar el pago por la adquisición del club. Con el paso del tiempo, el objetivo será terminar introduciendo a muchos de estos chicos en los amaños de los partidos de su propio equipo.

Sin embargo, la ambición de las mafias no se detiene y buscan nuevas vías para ganar dinero fácil. El tráfico de futbolistas, especialmente a través de Asia, es ya un próspero negocio que lleva gestándose años. Nace así el tercer tipo de «marqueta»: la contratación de jugadores, sin importar su nivel técnico, para promocionarlos y posteriormente venderlos.

Como resultado, surgen las «promotoras», empresas dedicadas a captar jóvenes en países como China. Un negocio para las mafias que, con la ayuda del club que dominan, gozan de cobertura para introducir fraudulentamente jugadores extranjeros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here