Inicio SUCESOS Caso Julen | La declaración del pocero implica al dueño de la...

Caso Julen | La declaración del pocero implica al dueño de la finca

272
pocero
Imagen de Carlos Días/EFE

Declara ante la Fiscalía que dejó la boca del pozo tapada pero que alguien realizó modificaciones en su entorno.

Antonio Sánchez, el pocero que llevó acabo la prospección de la finca de Totalán, se reafirma. Ha asegurado ante la jueza instructora que tras su trabajo allí, cerró el pozo con una piedra y un montón de tierra.

De momento, la Fiscalía de Málaga que está llevando el caso trata de averiguar quién cometió la negligencia que causó la muerte al pequeño Julen. Ninguno de los investigados asume culpas y se limitan a «lavarse las manos». Aunque la única verdad es que solo el dueño de la finca sabía en qué condiciones estaba el terreno.

Como ya hemos sabido, en anteriores declaraciones del dueño de la parcela, pidió a los padres que tuvieran cuidado con los niños. En este sentido, los padres sostienen que nunca recibieron esa advertencia. De hecho,
“si llego a saber que había un pozo abierto cojo a mi niño y me voy”, declaraba la madre del pequeño. Por otro lado, el propietario de la finca asegura no ser consciente de que algo tan terrible pudiera suceder ese día.

Modificaciones en el terreno

Así las cosas, Antonio Sánchez ha comparecido en calidad de testigo durante unos cuarenta minutos. Ha relatado cómo dejó el pozo tras determinar que no tenía agua, en qué condiciones se lo encontró tras el accidente y otras concreciones sobre la prospección.

El pocero asegura que la zona se habría rebajado de nivel unos 45 centímetros, lo que explicaría la zanja que llevaba hasta el pozo. Además, declara que pudo ver cómo la piedra no estaba por ningún lado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here