Inicio TELEVISIÓN Y CINE Los daños colaterales de consumir Netflix para el medio ambiente

Los daños colaterales de consumir Netflix para el medio ambiente

85
Netflix

En el contexto actual de una sociedad cada vez más preocupada por el medio ambiente y en la lucha por el cambio, una modalidad en pleno auge para disfrutar de contenidos audiovisuales en streaming resulta muy perjudicial agravando el calentamiento global. Así lo ha denunciado la ONG francesa Shift Project, que advierte que consumir los servicios de plataformas como Netflix son letales en su impacto en el medio ambiente.

Un total de 130 millones de personas en todo el mundo están abonadas a Netflix

«Media hora viendo Netflix genera las mismas emisiones que 6 kilómetros circulando en coche», afirma la organización. Y es que dicha organización ha calculado que solo el año pasado este modelo de negocio produjo emisiones equivalentes a las generadas por España en todo 2018, una cantidad que podría duplicarse en los próximos 6 años.

Como les decimos, unos 30 minutos de streaming consumen la energía correspondiente a la emisión de 1,6 kilogramos de dióxido de carbono. A ello hay que englobar el impacto teniendo en cuenta que Neflix es consumido por 130 millones de personas en unos 90 países. Por eso mismo, Shift Project insiste en que estas cifras deberían preocupar por sus consecuencias climáticas. En total un 34% del tráfico por Internet está relacionado con la transmisión de vídeo.

Dentro de este campo, los principales actores son Netflix, Hulu, Amazon Prime y similares. La pornografía es su rival más directo. Según los expertos, uno de los factores clave de la huella climática insostenible del sector habría sido el paso a formatos de alta definición. Y es que con este salto en la calidad del servicio, los archivos de vídeo se han vuelto más pesados y como consecuencia la cantidad de datos en circulación es mayor. El resultado es un incremento de la cantidad de energía que necesita el sistema para realizar la transmisión. Por ende, mayor cantidad de emisiones.

La culpa fue de la alta definición, que consume más energía

En esta línea, el año pasado, un informe publicado por «Nature» atribuyó a los centros de datos de todo el mundo una contribución total de alrededor del 0,3% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Además, se prevé que las redes de TI, dispositivos electrónicos como televisores, computadoras o teléfonos inteligentes y centros de datos representen hasta el 21% del consumo mundial de electricidad para 2030.

Por su parte, el especialista en redes Cisco estima que el contenido de vídeo representará el 80% del tráfico para 2022.

Para Greenpeace reivindica la exigencia de imponer al sector servidores de energías renovables. Otros de los principales proveedores de la nube ya han lanzado iniciativas en este sentido. A los usuarios les aconsejan utilizar formatos con menor resolución o, directamente, la omisión del consumo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here