Inicio ECONOMÍA España busca aprovechar la apertura económica y democrática de Uzbekistán

España busca aprovechar la apertura económica y democrática de Uzbekistán

42
Compartir

Moscú, 19 jun (EFE).- España trabaja para entrar en grandes proyectos de Uzbekistán en medio de la apertura económica y democrática que vive esa república de Asia Central desde que Shavkat Mirziyóyev asumió el poder hace un año y medio.

Una veintena de empresas españolas participan hoy en Taskent en un foro de cooperación organizado por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) y la Embajada de España en esa antigua república soviética, que presume de una de las economías más dinámicas de la región, con un crecimiento del 5,7 % el año pasado.

“El país vive un momento de transición, con importantes reformas políticas y económicas, y eso ha canalizado hacia aquí importantes fondos de instituciones financieras internacionales”, explicó a Efe desde Taskent Javier Serra, director general de Internacionalización de la Empresa ICEX.

Así, el Banco Mundial (BM), el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) y el Banco Asiático de Desarrollo (BAsD) tienen diversos programas de crédito e inversiones para inyectar más de 5.000 millones de dólares en la economía uzbeka en los próximos años.

Al foro han ido destacadas multinacionales españolas de los ámbitos de energía, ingenierías, infraestructuras de transportes, tratamiento de aguas y desarrollo agrícola, sectores de especial interés para las nuevas autoridades uzbekas y los organismos financieros internacionales.

“Coincide que en estos sectores hay empresas españolas capaces de aportar tecnología y contribuir al desarrollo de Uzbekistán”, subrayó Serra.

Uzbekistán no es territorio virgen para las empresas españolas, toda vez que allí ya operan Talgo; ACS, que gestiona una central eléctrica, y la tecnológica Maxam, que se ha hecho con el 49 % de las acciones de una planta química privatizada recientemente.

El embajador de España en Uzbekistán, Ignacio Ybánez, destacó en declaraciones a Efe las buenas relaciones entre los dos países, sobre todo después de la llegada de Mirziyóyev al poder.

El líder uzbeko y el rey de España, Felipe VI, “coincidieron en la Expo de Astaná (celebrada el año pasado) y allí se comprometieron a impulsar las relaciones tanto en el ámbito político como económico”, recordó Ybánez.

“Ya existe una experiencia positiva de inversiones de empresas españolas en Uzbekistán y ahora se busca definir nuevos proyectos en un país que está en un proceso de reformas”, subrayó el embajador.

Tras la repentina muerte en septiembre de 2016 del presidente Islam Karímov, que gobernó con mano de hierro la república durante casi tres décadas, el nuevo líder uzbeko ha impulsado reformas que pretenden integrar a Uzbekistán en la comunidad internacional y la economía global.

“Realmente se ha notado un cambio. Las empresas también lo están notando”, confirmó el directivo del ICEX, que puso como ejemplo la liberalización en el cambio de divisas, una medida que ha facilitado mucho hacer negocios en el país.

Uzbekistán es la segunda economía de la región de Asia Central con un PIB de 67.200 millones de dólares y un mercado de 30 millones de consumidores potenciales.

Además, goza de una ubicación geográfica estratégica, ya que está previsto que por su territorio pasen las infraestructuras de la Nueva Ruta de la Seda, un proyecto chino que busca incrementar los intercambios económicos de ese país con Asia, África y Europa a imitación de la antigua ruta comercial.

Globalnews10 no vende señales ni recomendaciones, esta información se basa siempre en opiniones de terceros y no constituyen en ningún caso asesoramiento financiero. Cualquier operación realizada por usted será siempre responsabilidad suya.