Inicio ECONOMÍA Y EMPRESA La Eurozona avanza un tímido 0,2% pese a la desaceleración

La Eurozona avanza un tímido 0,2% pese a la desaceleración

78
Economía
Sede de la Comisión Europea en Bruselas | Europa Press.

El Producto Interior Bruto (PIB) aumentó un 0,2% en la eurozona y un 0,3% en el conjunto de la Unión Europea (UE) en el tercer trimestre. De este modo, el crecimiento de la economía europea mantiene el mismo ritmo con respecto al trimestre anterior. Se salva así de momento de la desaceleración, según datos publicados este jueves por Eurostat.

En esta línea, el PIB creció un 0,2% en el trimestre anterior tanto en el área de la moneda única como en el conjunto de los Veintiocho.

En términos interanuales la economía de la eurozona creció un 1,2%, la misma cota que entre abril y junio, mientras que la del conjunto de la UE lo hizo en un 1,3%.

Alemania se salva de caer en recesión y avanza un 0,1%

Al margen del contexto de ralentización en la eurozona, fruto de las tensiones comerciales y la debilidad del sector manufacturero, el avance del PIB se ha mantenido discreto. Y en el caso de Alemania, la locomotora de Europa, se recupera salvándose de las estimaciones que la sumían en una recesión.

La principal economía de la moneda única ha esquivado la recesión técnica gracias a un avance del 0,1% de su PIB entre julio y septiembre. De modo que evita encadenar dos trimestres de caídas tras haber visto contraerse su economía un 0,2% en el segundo trimestre del año.

Crecimiento generalizado del PIB en las principales economías de la eurozona

En cuanto al resto, el crecimiento trimestral fue del 0,4% en España, del 0,3% en Francia, del 0,1% en Italia y del 0,4% en Holanda, manteniendo todas ellas la misma cuota del segundo trimestre. No obstante, la economía de la eurozona y la UE crecieron por debajo de la de Estados Unidos, cuyo PIB avanzó un 0,5% frente al trimestre anterior y un 2% en términos interanuales.

Al respecto, este jueves la agencia de calificación Moody’s ha descartado una recesión inmediata. “No esperamos que la economía global entre en recesión en 2020 y 2021”, apunta en una nota. En todo caso, admite que el actual entorno económico se caracteriza por un crecimiento estructuralmente bajo, con baja inflación y un limitado margen para las políticas, lo que hace más vulnerable a la economía global ante una evolución negativa de los acontecimientos.

En el capítulo de la zona euro, la agencia prevé un crecimiento del PIB del 1,1% este año y del 1,2% en 2020, que repuntará al 1,4% un año después.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here