Inicio OPINIÓN La exclusión por los estándares impuestos por la sociedad

La exclusión por los estándares impuestos por la sociedad

76
Exclusión estereotipos sociedad
El Portal The Greatist ha querido representar en un solo gif cómo ha cambiado el ideal de belleza femenina a lo largo de los últimos 100 años.

Hoy quiero contarles una de mis experiencias como realizadora y presentadora de mi región en la sección ‘Somos incluyentes‘. Es el caso de una chica, si, una chica que por cuestiones de privacidad vamos a otorgarle el nombre de Lucia. Dentro de su trayectoria como profesional se ha sentido excluida por no cumplir plenamente los requerimientos necesarios del público, según,más bien diría, los estándares impuestos por la sociedad.

Lucia, es una mujer intrépida, extrovertida, astuta, que “no se detiene por nada”

Se graduó de la universidad hace unos 8 años aproximadamente con el título de comunicadora social. Su profesión le hacía tal cual honor porque constantemente ella está al tanto de la información y de darla a conocer con gran facilidad. Sin embargo, cuando inició su proceso de inserción laboral, se encontró con unos desafíos, que no esperaba.

Nuestra protagonista comenzó haciendo radio, locución en una emisora, de algún modo reconocida. Todos le felicitaban cuando estaba “en vivo” por su labor. El público le quería, pero ella empezó a notar que cuando la emisora tenía un evento al aire, o cuando tenía que asistir, óiganme bien, o que diga, perdón… léanme bien, face to face, a una reunión donde representara físicamente el programa, la emisora, prefería mandar, a otra con mejor cuerpo, en nombre de ella.

Sí así como lo leen

Usurpaban su ser aun su nombre, para mostrar otra cara de la moneda que en realidad no era. ¿Pero por qué harían eso? ¿Por qué no enviaban directamente a Lucia?.

Esto no paso una vez, sino varias veces. Al principio Lucia, no caía en cuenta de… pero ya como la cosa, se repitió varias veces, la situación era poder saber, por qué otra persona tenía que «representarla” a ella, si ella estaba con todas sus condiciones actas, para poder hacerlo, que había de tras de ello.

¿Cuál era el telón que se interponía?

La explicación que le dieron a ella, por difícil que sea de creer, era que el público prefería físicamente ciertas características que ella no cumplía como comunicadora social. Ella era «muy gordita» y «las personas querían ver alguien más esbelto», la cosa, ardió en el corazón de Lucia. No podía creer la realidad, pero así era.

Pero esta situación no solo se quedó allí, no, sino que se repitió en una ocasión de forma un poco distinta, después de que ella renunciara a su anterior trabajo, se dedicó a ser la voz comercial de establecimientos para promocionar sus productos y servicios. Decidió trabajar en una  empresa de venta de motos, hacia muy bien su trabajo, pues animaba al público a entrar, a poder obtener las promociones del momento, pero un día alguien se quejó, y dijo: “pero por qué no nos mandan una mujer con otras características, ya sabe…con faldas cortas y así, más sexy… eso atrae más”. Lucia, decidió retirarse, y hacer su propia emisora online, donde ella podría ser tal cual, quien era, donde de alguna forma, ella fuera la protagonista, la productora, realizadora, y presentadora. Donde no tenía que esconderse, sino más bien florecer,  haciendo lo que amaba, desempeñar la comunicación, y no solo eso, sino que se dedica actualmente junto a su madre también a hacer sensibilización social, a ayudar a la comunidad en sus diferentes problemáticas y a ser vocera.

La triste realidad

Bueno, pues la triste realidad mis queridos amigos, es que los tipos de trabajos están de alguna forma segmentados para un prototipo de gentes. Millones de personas son excluidas por una característica u otra: por ser muy jóvenes, unos no consiguen trabajo, porque no tienen la experiencia o los años requeridos, o  en otros casos, se es muy viejo después de los 40 para conseguir empleo; o debes pasar horas en el gimnasio con una alimentación estricta para poder tener cara y cuerpo de modelo, y así poder tener apertura, en los medios.

La sociedad tiene un imaginario cultural que se reproduce de generación en generación, y que aunque así digamos, no eso no pasa, de alguna manera, todos, si usted analiza, estamos de alguna manera, untados. Son enseñanzas, comentarios que de alguna manera desde pequeños, se nos enseña de forma consciente o inconsciente, o dígame, ¿sino?.

La mejor forma de combatir esta problemática, es visualizarla

Esto es algo que no solo nos afecta a unos pocos, como en el caso de Lucia, de no cumplir plenamente el estereotipo físico de belleza, sino que esto va mucho más profundo, a que se segmenta las oportunidades laborales, al punto de que muchos por una situación u otra nos sentimos excluidos.

El punto clave de esto es romper lo que se ha ido formando durante tantos años, que si bien no es fácil romper con estructuras  mentales personales,  y menos sociales (masa) de la noche a la mañana, cada uno tenemos la responsabilidad de quejarnos de mostrar que estas dinámicas que  se han formado en una cultura iberoamericana no son suficientes, es decir, son carentes, generan con ello otro tipo de problemáticas, como el desempleo, la baja autoestima, que las personas no se acepten tal cual son, sino que tengan que recurrir a otras cosas (cirugías,  droga, suicidio,) quizás no muy buenas para alcanzarlas , carencia de liderazgo, problemas de alimentación etc y etc.

Y ¿tú qué piensas? que vas a ser con esto, como desde tu profesión o labor, arte, puedes romper con este tipo de esquemas, y dar oportunidades?

Carolina Guañarita Flórez (Expresatecarol)
No se piderda ninguna de nuestras publicaciones cada semana

Globalnews10 apuesta por la inclusión y la integración social de las personas con discapacidadNuestro sitio web comienza una iniciativa con el fin de garantizar que personas con capacidades especiales, mayores y otros colectivos con riesgo de exclusión, puedan acceder a toda la información que publicamos día a día.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here