Inicio PORTADA Una niña con necesidades especiales es obligada a abandonar un campamento en...

Una niña con necesidades especiales es obligada a abandonar un campamento en Salamanca

216
expulsión
Imagen pixelada de la menor expulsada del campamento de verano en Salamanca.

Inés es una niña de once años que no tiene ningún problema para hablar y entender perfectamente, aunque tarda un poco más de lo habitual en procesar la información que recibe. Algo que en un campamento de Salamanca no han recibido de buen agrado.

Va a un colegio de Madrid con otros niños con necesidades educativas especiales donde tiene materias adaptadas, pero nunca le ha ocasionado ningún problema para relacionarse con niños de su edad. Y puesto que es una niña normal, lleva dos años pasando 15 días de vacaciones en algún campamento de verano.

Sus padres tuvieron que ir a llevársela del campamento

Sin embargo, lo que deberían haber sido unos días de disfrute y actividades al aire libre con otros niños, ha sido este año misión imposible. Y es que la niña habría sido expulsada del centro como consecuencia de las quejas de algunos padres.

En saco roto ha quedado la ilusión de la niña, que tras las buenas experiencias de los dos años previos en otros campamentos animaron a su familia a que, en esta ocasión, se apuntase a uno especializado en mejorar los conocimientos de inglés. Las quejas de los padres de sus compañeras de habitación, según la información de la Cadena Ser, han sido los detonantes.

Pues ni un día llegó a estar Inés en el campamento, porque sus padres tuvieron que acudir de urgencia hasta el centro para buscarla.

Como ha explicado su madre, la niña acude dos semanas cada verano, desde 2017, a un campamento. Y según su testimonio, los organizadores estaban informados de cómo es Inés y cuáles son capacidades, a lo que no hubo impedimento alguno para su incorporación.

Una situación inexplicable que ha dejado a Inés «muy dolida»

A pesar de estar al tanto de la situación de la menor y no haber puesto ningún problema, el mismo día de la llegada, la madre de Inés recibió una llamada por la noche para explicarle que los padres de sus compañeras de habitación se habían quejado. las quejas de los progenitores de las compañeras con las que la menor compartía habitación. Como posible solución, la familia de Inés pidió que la pusiesen con otras niñas, algo a lo que la empresa responsable se negó.

Después de todo, el centro les daba dos opciones que pasaban por que la niña durmiera con una monitora el resto del campamento o que se fuera.

Tras lo ocurrido, la madre de Inés reconoce que la niña está «muy dolida» por lo sucedido y ha agradecido las muestras de cariño al conocerse lo ocurrido.

Por su parte, la empresa organizadora ha decidido explicar su versión de los hechos a través de un comunicado difundido en su cuenta de Facebook. Aseguran que no han «discriminado ni expulsado a la niña que ha dejado» el campamento, sino que la «decisión ha correspondido a su familia».

• Diverbo no ha discriminado ni expulsado a la niña que ha dejado nuestro campamento. Esta decisión ha correspondido a…

Publicada por Diverbo en Lunes, 1 de julio de 2019

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here