Inicio PORTADA Localizan el foco de la listeriosis en las mechadoras de la empresa

Localizan el foco de la listeriosis en las mechadoras de la empresa

233
Listeriosis
Fachada exterior de la nave situada en el polígono El Pino de Sevilla donde tenía su sede la empresa Magrudis. REUTERS

Los análisis realizados en dos mechadoras, que son los instrumentos empleados para rellenar la carne cruda, de la empresa sevillana Magrudis han dado positivo a la presencia de la bacteria Listeria monocytogenes, causante de la listeriosis.

De este modo, se confirma lo que se sospechaba, el brote de listeriosis se ha localizado en la planta de producción de la empresa sevillana responsable de la comercialización de la marca La Mechá.

Hasta el momento, el brote de listeriosis ha afectado a 175 personas en toda España, de las que 82 permanecen hospitalizadas y se espera que el número de casos siga aumentando, ya que los síntomas no son inmediatos y puede haber gente que esté infectada y aún no lo sepa.

Los análisis no dejan lugar a dudas, la listeriosis tiene su foco en la planta

La toma de muestras por el laboratorio acreditado Lanutec se realizó el pasado viernes y los resultados llegaron el lunes. Los análisis de las mechadoras son los primeros que han trascendido, aunque previsiblemente este viernes se conocerán los realizados con muestras de otras partes de la planta.

Juan José Rodríguez, profesor titular de la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro de la Sociedad Española de Seguridad Alimentaria, señala que “si las mechadoras estaban contaminadas, con seguridad otros espacios de la línea de producción también lo estaban”.

Asimismo, Rodríguez recuerda que “la mechadora es un instrumento utilizado para rellenar la carne cruda, por lo que las bacterias inoculadas no deberían sobrevivir al horneado”. “Es una información preocupante porque revela una contaminación extendida y desconocida para los responsables de la empresa”, concluye.

¿Quién tiene la culpa?

Las investigaciones apuntan a que por parte de la empresa Magrudis se habría cometido un doble fallo en la línea de producción. El primero de ellos, sin lugar a dudas, sería la falta de higiene en las instalaciones.

Asimismo, el segundo fallo sería la posible no detección de que la carne mechada estaba contaminada por listeria, a pesar de que la normativa vigente obliga a analizar al menos cinco muestras de cada lote producido.

En este sentido, la normativa obliga a las empresas a diseñar y ejecutar planes que garanticen la seguridad alimentaria de los productos para su comercialización. No obstante, cada empresa tiene libertad para diseñarlo, algo que a su vez se revisa de forma regular por las inspecciones de las Administraciones competentes, en este caso de la Junta de Andalucía.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here