Inicio OPINIÓN Frente al cambio en Venezuela

Frente al cambio en Venezuela

Cuando hablamos de pluralismo tenemos que entender que muchos de los que defienden la actual tragedia, también tendrán el derecho de estar incluidos, participar y ser tratados con respeto.

242
Cambio Venezuela
Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela y jefe del Parlamento (AFP)

Con el aumento de la presión internacional sobre el régimen de Nicolás Maduro, se reaviva el debate y las expectativas sobre el cambio político y las menores o mayores probabilidades de concretar algunos de los escenarios considerados hoy como referentes de la nueva Venezuela.

Una nueva realidad en Venezuela

Esa nueva Venezuela seguramente será mucho más compleja de la que conocemos hoy y, en muchos aspectos, será también diametralmente distinta. Superior a la que ha imperado durante los últimos veinte años.

En ese sentido aspiramos que la democracia que nos tocará construir, necesariamente tenga como piedra angular el pluralismo, fundamento del orden político, social y económico. La libertad, como valor supremo de la convivencia ; la voluntad general como soporte esencial de la legitimidad del poder. Junto a todo, debemos cuidar que el ordenamiento jurídico nunca más sea un instrumento del poder público que, carente de todo contenido de justicia, sólo sirva para sostener la opresión de una minoría sobre la mayoría.

En la nueva Venezuela, la justicia tendrá que fomentar la igualdad ante las leyes y ante las oportunidades. Todos debemos tener la posibilidad de desarrollarnos con respecto a nuestras disposiciones, capacidades, inclinaciones y productividad.

Frente al individualismo atomizante y al colectivismo compresor, será necesario desarrollar entonces una concepción cívica que haga del ciudadano una persona responsable y solidaria, consciente de sus derechos y deberes. Corresponsable además de la construcción de un destino común, involucrada en su contexto social y muy seriamente comprometida con el ejercicio pleno de su libertad, lo que implica también un mínimo de seguridad material y la protección del ámbito privado.

Sólo desde allí podrá hacerse realidad un pluralismo respetuoso de la diversidad de creencias, intereses, opiniones y puntos de vista, frente al cual resultará muy difícil imponer visiones unilaterales y/o excluyentes, como la que está de salida.

Llegado el momento oportuno, tendrá también que adelantarse un proceso constituyente que conforme una nueva constitución nacional que, desde el reconocimiento de la libertad, la democracia y el pluralismo contenga los nuevos elementos que expresen la unidad nacional.

Se trata, por tanto, de construir una nueva sociedad fundada en la participación creadora de todos sus integrantes

Una sociedad democrática fundada en el ejercicio de la ciudadanía, en el respeto del ciudadano como ser único, inconfundible y responsable de sí mismo. Queremos una sociedad en la que todos los seres humanos tengamos la misma dignidad inviolable.

Los venezolanos queremos vivir libremente con respecto a nuestras diferentes opiniones, deseos, capacidades y valores. Pero ello exigirá nuevos y más completos espacios de participación e inclusión y todo pasará por entender que sin reconciliación no habrá paz.

Las excepciones tendrán que ser asumidas por la justicia y no por la revancha. ¿Estaremos preparados?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here