Inicio EDUCACIÓN Los pueblos de Galicia tienen «madres de día» gratuitas

Los pueblos de Galicia tienen «madres de día» gratuitas

En Galicia se han puesto en marcha estas iniciativas que buscan la conciliación laboral, además de acabar con el síndrome de la España vaciada

676
Galicia y el repoblamiento
Madres de dia que convierten parte de su casa en una guarderia para 3-4 niños. FOTO RICARD CUGAT

La Xunta de Galicia ha decidido pone en marcha este modelo de crianza alternativa pagando a educadores por cuidar a niños pequeños en pueblos gallegos que no tienen guarderías.

Dichas medidas que se están llevando a cabo en Galicia, se han propuesto con la idea de repoblar, y llamar a la gente a vivir en estas tierras, que han padecido el síndrome de la «España vaciada»

Un modelo basado en la crianza alternativa que se inspira en las ideas de Montessori, Waldorf, Pickler y Pestalozzi

En la localidad coruñesa de Ézaro que cuenta con apenas medio millar de habitantes podemos encontrar Arenita de Colores, la casa-nido que la educadora Rocío Alonso, de 28 años ha puesto en la planta baja de su propia vivienda, un edificio de piedra típicamente gallego en el que se crió la abuela de su novio.

Rocío es la propietaria de una de las 61 casas-nido que se han puesto en marcha de forma experimental en Galicia. Aún es un proyecto piloto que se inspira en la idea de las madres de día, profesionales de la educación que ofrecen en su propio hogar un servicio de cuidado a niños menores de tres años en grupos muy reducidos, proporcionando un ambiente familiar y una atención personalizada.

Lo que hace la Xunta de Galicia es institucionalizar este modelo de crianza alternativa que propugnan el respeto hacia las decisiones y la libertad de movimiento del niño.

Esto es algo que hasta ahora se hacía de forma autogestionada y exclusivamente privada, pero que actualmente se financia en Galicia con fondos públicos con el doble objetivo de fomentar la conciliación laboral y profesional y retener y atraer a nueva población al mundo rural.

La Consellería de Política Social sufraga con hasta 15.000 euros esta iniciativa

El requisito que pide la Xunta de Galicia es que la casa-nido se instale en ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes donde no haya ninguna escuela infantil pública ni privada.

La ayuda económica a la promotora del negocio, que es autónoma, es de 19.600 euros al año para así poder financiar los gastos de la actividad. A cambio, las familias tienen un recurso de forma gratuita y sólo deben poner la comida y pañales.

Este modelo adoptado en Galicia es único en España. Silvia López, presidenta de la Red de Madres de Día, explica que en otras comunidades no se paga a las madres de día por su trabajo, y que este tipo de crianza solamente se encuentra regulado en Navarra y Madrid, y en tierras gallegas.

En el resto de España estas educadoras se encuentran ante un vacío legal situación que contrasta con países como FranciaAlemania o Reino Unido, donde el sistema está legislado y es muy corriente desde hace varios años.

Galicia con sus casas-nido ofrece una alternativa que mejora mucho las cualidades de una guarderías de las grandes zonas urbanas

Desde la Asociación de Madres de Día, Inés Gámez, su presidenta, alaga esta iniciativa tomada en Galicia. Y explica que le tener grupos reducidos de máximo, cinco niños, permite atender mejor sus necesidades, y que además, al criarse en una casa, consiguen formar una relación de apego con sus educadores.

Por otro lado apunta que los más pequeños necesitan ese ambiente de hogar y no de institución. En estas casas-nido no se someten al estrés de las actividades de las guarderías de grandes zonas urbanas.

En las casas-nido de Galicia todo es mucho más relajado, se acerca a los niños a que conozcan esa vida rural y se les anima a estar en contacto con la naturaleza.

Más libertad en horarios y temas burócraticos

Por ejemplo, en la casa-nido de Rocío los padres tienen flexibilidad horaria para dejar y recoger a los niños. Y por otro lado hay menos exigencia por parte de la Xunta de Galicia en lo que respecta con los requisitos burocráticos que se precisan para montar el negocio.

La casa debe estar bien iluminada, ventilada y acondicionada, tener un espacio de 20 metros cuadrados y poco más.

Según los requisitos en Galicia, respecto a la cualificación exigida se busca a personas con una carrera o FP relacionada con la atención a la infancia, pero, si no tienen esta formación, se les da la facilidad de asistir a un curso de 400 horas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here