Inicio HEALTH & LIFESTYLE Síntomas del golpe de calor

Síntomas del golpe de calor

Comienza la ola de calor que puede batir récords en Zaragoza, Logroño y Madrid.

296
Golpe de calor
Pixabay

Más de un tercio de la España peninsular y Baleares entran este miércoles en una situación de ola de calor, la décima que se produce en junio desde 1975 y que está afectando al resto de la Europa occidental.

Las temperaturas, en constante ascenso desde el sábado

Fernando García, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), señala que las temperaturas van a sufrir hoy una nueva vuelta de tuerca en casi todo el país. En la mitad norte se sumarán otros dos grados, mientras que el ascenso más acusado, de entre tres y cinco o seis grados, se producirá en las zonas que se libraron de la subida del martes: norte de Castilla y León, Asturias, Cantabria, País Vasco y alto Ebro. En el resto, pequeños ascensos de uno a dos grados.

Qué hacer para recuperarse y prevención ante un golpe de calor

Los primeros síntomas del golpe de calor pueden pasar desapercibidos para la persona que los está sufriendo o también ser minusvalorados o atribuidos a otra causa.

Primeros síntomas

  • Cansancio
  • Dolor de cabeza
  • Mareo
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Inestabilidad
  • Enrojecimiento
  • Sequedad de la piel
  • Calambres

Los niños y personas mayores son los más vulnerables a estos síntomas, aunque también los pueden sufrir adultos con patologías previas o personas que haciendo ejercicio se someten a una fuente de calor excesiva y no perciben los síntomas iniciales.

Consecuencias tras sufrir un golpe de calor

El golpe de calor tiene una secuencia de presentación, pero a veces esos síntomas son minusvalorados o se atribuyen a otras cosas, con lo que, si no se sospecha y al no tratarse, se puede llegar a un cuadro agudo y grave.

Esta situación, si no se controla a tiempo, puede desembocar en la pérdida de la conciencia, en un colapso cardiorrespiratorio y al final en la muerte.

Cómo actuar

Cuando aparecen los primeros síntomas, lo fundamental es bajar la temperatura del cuerpo. Para ello hay que situar a la persona en un lugar fresco, a la sombra y donde corra el aire, refrescar su piel, darle masajes para estimular la circulación cutánea, hacerle beber agua y despojarle de la ropa.

También es aconsejable bañarle con agua fría hasta que su temperatura baje algunos grados. Si el golpe de calor va en progresión, hay que acudir a los servicios de urgencia.

Prevención

Para prevenir el golpe de calor, los médicos aconsejan evitar la exposición al sol en las horas centrales del día y por tanto no hacer ejercicio en ese periodo.

Hay que hidratarse muy bien, beber bastante agua y sobre todo hacerlo en las zonas calurosas con altas temperaturas y donde la humedad ambiental también es elevada.

Atención también a los fármacos que se toman porque algunos pueden alterar la adaptación del cuerpo al calor. Lo mismo que las drogas como anfetaminas y cocaína, además del alcoholismo crónico, que son elementos que pueden empeorar las consecuencias del calor.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here