Inicio CIENCIA Afirman que hibernar ayuda a tratar la obesidad

Afirman que hibernar ayuda a tratar la obesidad

79
hibernar
Un pequeño lirón hibernando

Hibernar es una actividad que osos y muchos otros mamíferos realizan cuando se acercan los meses de invierno. Durante todo este tiempo, estos animales se duermen.

Estos mamíferos, algunos, acumulan un peso excesivo, cantidades que no serían saludables para los humanos, para poder sobrevivir meses dormidos.

Pero una vez concluida la actividad de hibernar, se despiertan más en forma que nunca. Y ahora un grupo de científicos de la Universidad de Utah parece que han encontrado pistas genéticas sobre este fenómeno.

Hibernar podría conducir a una mejor comprensión y tratamiento de la obesidad 

Según afirma Christopher Gregg, los animales que hibernan han desarrollado una capacidad para controlar su metabolismo.

Y es que las alteraciones del metabolismo se relacionan con el riesgo de muchas enfermedades como la obesidad, la diabetes tipo 2 el cáncer e incluso la enfermedad del Alzheimer.

Creen conocer las áreas del genoma que están vinculadas con hibernar, para ayudarles a aprender cómo controlar los riesgos de estas enfermedades.

Y actualmente el estudio ha visto que estas áreas del genoma estaban ocultas en el 98 por ciento del genoma que no contiene genes, lo que se denomina ‘ADN basura’.

El equipo de investigadores de Gregg y Elliot ya examinaron en los estudios anteriores los genomas de mamíferos buscando la evidencia de «interruptores genéticos» o elementos reguladores que pudieran explicar los superpoderes biomédicos que desarrollan ciertos animales.

Tales como la resistencia al cáncer que se da en los elefantes o la resistencia a los coágulos de sangre de los delfines.

Y pudieron encontrar miles de nuevos elementos genéticos que ayudan a revelar partes del genoma humano asociadas con esos rasgos.

Controlar la obesidad con la hibernación

Se han centrado en determinadas especies que hibernan para detectar partes del genoma que se encarga de controlar la obesidad.

La ardilla terrestre de trece líneas, el pequeño murciélago marrón, el lémur ratón gris y el tenrec menor o erizo de Madagascar han sido los cuatro mamíferos investigados.

Fila de arriba, de izquierda a derecha: Lemur ratón gris y Erizo de Madagascar.
Fila de abajo: de izquierda a derecha: Ardilla terrestre de trece líneas y Murciélago marrón

Tras el estudio concluyeron que al hibernar, desarrollaron fragmentos de ADN cortos, no codificantes, llamados regiones aceleradas paralelas.

Estas regiones se encuentran ubicadas desproporcionadamente cerca de genes vinculados a la obesidad en humanos.

Para confirmar el vínculo, examinaron los genes involucrados en el Síndrome de Prader-Willi, un trastorno genético humanos que da lugar al apetito insaciable y conduce a la obesidad mórbida.

También, estos genes vinculados a dicha enfermedad presentaron regiones aceleradas de hibernación en comparación con los genes no asociados con el síndrome.

Por esto, Gregg y Ferris creen que hibernar desarrolla formas de desactivar elementos genéticos específicos que controlan la actividad de los genes de la obesidad en comparación con mamíferos que no hibernan.

El reciente descubrimiento podría mejorar nuestra capacidad de controlar los riesgos de obesidad en humanos

Los estudios identificaron 364 elementos genéticos potenciales que podrían tener un papel en la regulación de hibernar y la obesidad.

Están probando los componente en ratones de laboratorio, empleando la tecnología especializada de edición de epigonemas CRISPR desarrollada.

Gregg ha señalado que al estar relacionadas la obesidad y el metabolismo con el riesgo de tantas enfermedades distintas, el haber descubierto las áreas del genoma, se sientan las bases para seguir investigando.

«Ya tenemos nuevos proyectos para el envejecimiento, la demencia y el síndrome metabólico» han confirmado los investigadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here