Inicio RESEÑA SEMANAL ‘I Am Mother’: el nuevo y estimulante thriller de ciencia ficción para...

‘I Am Mother’: el nuevo y estimulante thriller de ciencia ficción para Netflix

RESEÑA SEMANAL

543
'I Am Mother'

A muchos de nosotros nos gustan las películas cuyos protagonistas, al menos uno de ellos, sea un robot. Futurama tiene al fantástico Bender, cuyo humor negro provoca carcajadas, TARS y su razón guiaron a Joseph Cooper en Interstellar por el profundo y siniestro espacio y como olvidarnos de Ash con la cabeza cortada contando todos los planes en Alien, el octavo pasajero.

De aspecto humanoide o no, está claro que una película de ciencia ficción gana si tiene un robot entre las filas de protagonistas. Este es el caso de Soy Madre o I’m Mother; un robot cría a un bebé humano hasta convertirse en una hermosa jovencita pero no sabemos el porqué de ello.

Si quieres saberlo CON SPOILERS adéntrate entre estas líneas. ¡Comenzamos!

¿Qué nos trae de nuevo Netflix?

La puesta en escena del director Grant Sputore (su primera obra como director) es genial, ya que nos enternece con esa niña que le pega pegatinas a ese robot que comprende como su progenitora. Ambas viven en un búnker ya que el resto del planeta sucumbió ante el caos. Entendemos que la niña (cuyo nombre no se revela) jamás ha visto otro ser vivo ni pueda contrastar la información que la robot le proporciona.

Saltamos a la adultez temprana de la niña y vemos que estudia filosofía ética y danza. Mens sana in corpore sano, nunca mejor dicho. Madre está muy bien programada para criar a seres humanos, y nos preguntamos cómo no hay más como ella. La niña confía en su madre, pero siente curiosidad por lo que hay allá afuera. Esa duda le quema por dentro, pero… ¿Qué va a encontrar, si no hay vida en el exterior? No merece la pena salir para encontrarse con la muerte.

Tenemos el primer problema en la película

La electricidad se va en toda la instalación y la niña descubre que ha sido por culpa de un ratón. ¡Un ser vivo proveniente del exterior! ¡Significa que hay vida fuera! La niña se prepara para salir, pero en el momento de la verdad encuentra a una mujer que debe de entrar en la instalación para poder sobrevivir. Tenemos un momento extremadamente tenso al no saber que puede llegar a pasar.

La mujer, interpretada por Hilary Swank, está herida y necesita ayuda. Madre las acaba pillando (como cualquier madre que pilla las mentiras al vuelo) y la encierra para poder curarla; desconfía de ella y no la conoce, así que es normal su confinamiento. Cuando esta despierta se altera al ver a Madre y es normal, ya que en el exterior varios robots como ella persiguen y matan a los humanos. Al fin tenemos la verdad: los robots buscan a los humanos para matarlos, como en Matrix pero… ¿Por qué? Ya os aviso, no se descubrirá.

Las dudas entran en la mente de la niña y desconfía de Madre, pero al mismo tiempo desconfía de la mujer. Es muy confuso, ya que quiere ayudar a ambas al mismo tiempo que les saca información. Tenemos un conflicto mayor al conocer que la bala que habían sacado de la mujer es de su propia arma. ¿Realmente es cierto lo que dice? Le explicó a la niña que a las afueras los humanos se esconden en las minas y que puede huir con ella. ¿Será cierto? ¿Se atreverá?

Pues sí. La niña huye con la mujer al exterior y se encuentra con la realidad: todo es gris, el suelo es ceniza y el cielo está cubierto de una espesa capa de contaminación. Madre tenía razón… Huye con la mujer hasta llegar a la playa. En lo personal, pensaba que la mina estaría debajo de la arena o que en los cobertizos habría una entrada secreta, pero no. La mujer nos ha engañado por completo, ya que los supervivientes de los que hablaba dejaron de existir hace mucho.

Es cierto que ya no está bajo la influencia de su madre, pero el mundo exterior está muerto

Ella sobrevive escondida de robots cazadores y se alimenta de los restos que cayeron al mar de un buque mercante que descansa en la arena. Eso no es vida. La niña huye y vuelve a su hogar, pero en la entrada le esperan varios robots con una pinta muy amenazante.

Pero no toda la acción ocurre en el exterior; Madre, ante la huida de su hija, decide escoger otro embrión y criar de nuevo a una bebé. Con la llegada de su primera hija, el bebé queda con un peligroso conflicto. La joven se arma contra el robot que la crió y acaba con su vida, quedando con su hermano. En la última escena vemos a la protagonista con su hermano en brazos abriendo la sala de embriones, dispuesta a traer de nuevo una nueva humanidad.

Comienza bien, pero…

I’m Mother es entretenida, pero no muestra nada que no conozcamos ya. Robots asesinos y traicioneros, un mundo post-apocaliptico, la humanidad desaparecida quedando solo una persona pero luego vemos que no…

No se ha creado nada nuevo, pero es cierto que la personalidad de Madre es bastante potente, llegando a eclipsar a la protagonista. Dentro del traje tenemos a Luke Hawker y la voz es de la actriz Rose Byrne; meter a alguien dentro del robot para darle movimientos es una buena elección ya que no hay animación para los movimientos y se ve muy real, siendo un punto muy interesante a la película.

Clara Rugaard es prácticamente una novata en el mundo del cine pero el papel de protagonista le viene bien ya que encaja con la dinámica de la película, ademas de que se compenetra muy bien con Hilary Swank, que no lo hace mal.

Entonces, ¿cual es el problema? Netflix tiene problemas con los guionistas. I’m Mother cuenta con un solo director y guionista, siendo su obra personal, pero no llega a un nivel optimo a causa de varios errores, siendo la niña el mayor problema.

Por lo general, el/la protagonista sirve para tener una relación empática, ya sea porque nos compadecemos o nos gusta su carácter. No sabemos muy bien el motivo del nacimiento de esta pero al final vemos que puede ser una buena madre y criar a una humanidad, pero no lo muestra. La niña tiene complejo de veleta en gran parte de la película, ya que se deja guiar por un lado y otro sin tener una opinión propia. ¿Una mujer que se le ha educado bajo la disciplina de la filosofía, no debiera escuchar las dos partes y sacar sus propias conclusiones? Se deja guiar constantemente por su madre y la desconocida, sin saber que hacer ya que la trama así lo exige.

La trama tiene algunos agujeros de guión que son dignos de comentar: si Madre tiene una mente colmena, significa que puede espiar a su hija sin que ella se entere, por lo tanto… ¿Cuando se quiere fugar, significa que Madre lo sabe? Las puertas se abren y darían el aviso, así que no llegaría a ningún lado. Cuando salen del búnker se pasan un día entero de camino, ya que lo dice la mujer, pero no tienen ni hambre ni sueño, además que ningún robot les ha atacado, a pesar de que pueden identificarlas a distancia. La niña, al saber que le ha engañado, se va corriendo de nuevo a casa de su madre, sin descansar ni comer nada. La relación de distancia y tiempo en esta película son algo relevante, ya que parece no ser importante, pero es un gran fallo como guionista.

Merece la pena, ¿sí o no?

I’m Mother no es una mala película a pesar de tener ciertos fallos que como guionista uno no se puede permitir, pero soy un quisquilloso que le ve pegas a todo. Es una película que se deja ver sin lugar a dudas, que nos mantendrá en tensión pero a medida que avanzamos a la segunda hora pierde fuerza. Aún con todas esas, es de los mejores estrenos de Netflix del mes, si evadimos Murder Mistery que ha sido todo un éxito en referente a estrenos, siendo la película que más visitas ha tenido en su lanzamientos.

Y este ha sido mi análisis. Si os ha gustado recordad que un like y compartir es de gran ayuda y la caja de comentarios siempre estará disponible. ¡Nos volveremos a leer muy pronto!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here