Inicio MEDIO AMBIENTE ¿Qué hacer ante un incendio forestal?

¿Qué hacer ante un incendio forestal?

Es mucho el desconocimiento que se tiene sobre incendios forestales

95
Los incendios cada veranos son más comunes
Bomberos apagando incendios/ Pixabay

Las autoridades se están centrando mucho en realizar un trabajo arduo para prevenir incendios forestales. Varias campañas han sido llevadas a cabo para informar a los ciudadanos, además de diversos cursos de formación y para aprender autoprotección con respecto a los incendios.

El saber no ocupa lugar, y es muy bueno que todos sepamos de qué manera debemos actuar ante un incendio. Lo grave de esto, es que la palabra incendios forestales, ocupan casi todas las portadas, verano tras verano.

Las llamas se tragan miles de hectáreas cada año, y mucha gente desconoce qué se debe hacer para prevenir, en primer lugar, y actuar en caso de que nos encontremos con incendios forestales.

Medidas de prevención

Si vives cerca de una zona forestal

En caso de tener una vivienda o querer comprar una en zona forestal, se debe tener en cuenta que, las casas que se fabrican con materiales como el ladrillo y el hormigón, o de construcciones de mamposteria. Evitar totalmente las casas de madera.

Desde Protección Civil, instan en que el mantenimiento de parcelas y jardines es una de las tareas de prevención más importantes, pues si se acumulan la vegetación seca y otros restos, se favorece a la propagación de incendios.

Para cubrir el área del jardín es buena idea, según Fernando Polo, bombero y encargado del área de prevención del Consorcio Provincial de Bomberos de Guadalajara, contar con un sistema de aspersores o manguera en la casa.

Se debe evitar tener plantas arizónicas, ya que son muy inflamables. Las autoridades recomiendan la separación de la urbanización del monte con una faja de 25 metros de altura, limpia de vegetación.

Si vas de excursión al campo

El ser humano es el primer culpable de que los incendios asolen nuestro país. Tenemos que ser conscientes de una vez por todas de que en ciertas zonas y épocas del año, esta prohibido hacer fuegos en el campo, además de que contamos con zonas habilitadas para ello.

No hay que tirar colillas, cerillas y más si no se apagan correctamente. Y por otro lado, dejar botellas, o botes de cristal, ni ningún tipo de basura en el monte.

Por otro lado, para evitar incendios, no hay que estacionar el coche en zonas forestales, pues el contacto del tubo de escape con matorrales secos podría provocar fuego. Además, se recomienda conocer las vías de evacuación existentes y solicitar el Plan de Autoprotección de la zona.

Medidas de autoprotección

En caso de encontrarse con los incendios ya propagados, se debe actuar de diferentes maneras, dependiendo donde te encuentres.

En casa

Se debe seguir aún más de cerca el estado del incendio, a través de medios de comunicación o llamando directamente al 112. Después, seguir las indicaciones de las autoridades para evacuar la zona, evitando desplazarse de manera independiente, y más aún si se desconocen las vías seguras de evacuación.

Si no hay una orden expresa por parte de las autoridades, se recomienda no abandonarla a pesar de los incendios, ya que son seguras cuando sucede esto.

Una vez que se decide permanecer en la vivienda, hay que cortar el suministro eléctrico, el del gas y avisar al 112. Después, hay que poner barreras, cerrando puertas, ventanas y persianas para evitar que entren las llamas.

Fernando Polo dice que si una persona se encierra en el baño con ventana y bañera llena de agua es prácticamente imposible que nos quememos o no podamos respirar.

Ante todo, facilitar la entrada de los servicios de emergencia a la casa. Y refrigerar las ventanas, para que no estallen con el fuego, colocando paños mojados en rendijas y puertas.

En un vehículo

Cuando no queda otra que enfrentarse a los incendios, debemos evitar huir por carreteras comarcales o pistas forestales. Si no hay más remedio que evacuar por estas, NUNCA seguir por caminos desconocidos.

Polo recomienda permanecer siempre en el interior del vehículo con las ventanillas subidas. Una vez dentro, «tápate los ojos con unas gafas y respira por la nariz cubriéndote la boca y la nariz con un paño humedecido», añade.

Aunque permanecer dentro del coche es lo más seguro, hay que vigilar que este no arda. Además, si es posible, se recomienda llevar en el vehículo un extintor y sin bajarse verter su contenido en las ruedas de manera preventiva.

En caso de que el vehículo comience a arder, se debe abandonarlo inmediatamente, alejarse, ya que es un foco de calor mayor que el propio incendio. En segundo lugar, túmbate en el suelo y espera a que pase el frente de llamas.

En una excursión o de acampada

Las zonas de acampada son las más peligrosas, pues se suelen situar cerca de cursos fluviales dispuestos, en gran parte, dentro de valles con elevadas pendientes, que favorecen la propagación de los incendios.

Polo advierte de que las vías de evacuación de estas zonas son menos seguras porque las carreteras cercanas suelen ser pistas forestales. Además, informa de que los campamentos de niños son los más difíciles de evacuar.

Cuando los incendios son pequeños, se puede intentar apagarlo usando agua, ramas o tierra sobre la base de las llamas. Una vez sofocado, se debe tapar las brasas son arena y alejar las ramas o vegetación de la zona quemada.

Ante todo, avisar al 112 de nuestra posición, y si es posible, permanecer cerca de una zona con agua.

En el foco del incendio

«Una vez el fuego nos ha alcanzado, debemos huir ladera abajo, ya que en las pendientes el fuego se propaga con mayor rapidez y su temperatura mayor», explica Protección Civil.

La zona más segura en un incendio forestal es la zona quemada, «busca una fisura en el frente de llamas y desplázate a la zona quemada» aclara Polo.

Si las llamas de los incendios no nos alcanzan, no debemos correr. En estos casos, lo mejor es tirarse por los suelos, rodar sobre uno mismo, y tumbarse tras una roca, porque cerca del suelo el aire es más puro, aconseja Protección Civil.

Por otro lado, se recomienda taparse con una manta o enterrarse con arena para protegerse de las llamas.

Si nos encontramos con heridos por los incendios, lo que hay que hacer es colocarlo de lado y no quitarle la ropa porque puede estar pegada a la piel.

El bombero del CEIS expone que si una persona ha sido alcanzada por las llamas, es porque han podido fallar muchas cosas antes. Es habitual que los residentes o excursionistas de la zona afectada por incendios forestales sean evacuados antes de sufrir daños.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here