Inicio ACTUALIDAD La cuesta arriba de otoño, que entra con subidas en carburantes, luz...

La cuesta arriba de otoño, que entra con subidas en carburantes, luz y gas

73
Compartir

Madrid, 7 oct (EFE).- La cuesta arriba de otoño ha llegado a los bolsillos de los consumidores españoles con subidas de precios en el ámbito energético que afectan, entre otros, a la gasolina y al gasóleo -que ha vuelto a marcar un máximo anual-, a la factura de la luz o a las tarifas del gas natural.

De hecho, para poder hacer frente a la actual subida de los precios de la electricidad y dar mayor cobertura a los ciudadanos más vulnerables, el Gobierno aprobó el pasado viernes un real decreto ley que, entre otros puntos, amplía la cobertura del bono social eléctrico y crea uno específico térmico para sufragar los gastos de la calefacción.

Además, se ha comprometido a aprobar en el plazo de seis meses una estrategia contra la pobreza energética.

Y es que, según el Ejecutivo, la evolución del mercado mayorista apunta a que a finales de año la factura de la electricidad podría experimentar una subida del 3,6 % con respecto al año anterior de forma que, para un hogar con un consumo de unos 3.600 kWh anuales, el incremento podría ser de 32,4 euros.

De hecho, en las últimas semanas el precio de la electricidad en el mercado mayorista ha marcado varios máximos anuales, el último el pasado 28 de septiembre con 75,92 euros el megavatio hora (MWh). Entre los factores que están propiciando este incremento se encuentra, fundamentalmente, el precio de los derechos de emisión del dióxido de carbono (CO2) -que se ha triplicado este año- y del gas natural y el carbón en los mercados internacionales.

Fruto de este encarecimiento, la factura de la luz para un usuario medio se situó en septiembre en una media de 63,86 euros, el 14,1 % más que un año antes, lo que equivale a casi 8 euros al mes.

Pero además de la luz, el mes de octubre ha entrado con una subida media del 8,4 % en las tarifas de último recurso (TUR) de gas natural, que son las que tienen principalmente los consumidores domésticos, debido a la importante subida del coste de la materia prima, del 22,7 %, ya que la parte regulada de la factura está congelada para 2018 por cuarto año consecutivo.

Pero además, los consumidores domésticos han notado la cuesta de octubre en los carburantes, que se han vuelto a incrementar en la última semana, en la que el gasóleo ha vuelto a marcar otro máximo anual con 1,250 euros, un precio que no se registraba desde noviembre de 2014. Si atendemos a la gasolina, el litro se vende a 1,334 euros, niveles de julio de 2015.

En suma, desde comienzos de año el precio de la gasolina y del gasóleo se ha encarecido un 10,16 % y un 12,92 %, respectivamente.

Con los precios actuales, los usuarios tienen que destinar más de 73 euros de media a llenar un depósito de 55 litros con gasolina y 68,75 euros si es de gasóleo.

Además, el barril de petróleo de Brent para su entrega en diciembre también ha escalado en las últimas semanas. De hecho, el pasado 2 de octubre superó los 85 dólares, un precio que no se veía desde 2014, por los persistentes temores de los inversores a una escasez de oferta global.

En lo que va de año, el precio del petróleo se ha revalorizado en torno a un 27 %. Todo ello, en un contexto marcado por la incertidumbre de los inversores a los efectos que puede tener la entrada en vigor el próximo 4 de noviembre de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos a Irán, el tercer productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Con todo ello, el analista de materias primas en UBS Wealth Management Giovanni Staunovo cree que el descenso de las exportaciones de crudo iraní en las últimas semanas ha sido más pronunciado de lo que muchos esperaban, por lo que no descarta una subida de los precios por encima de 100 dólares por barril en los próximos meses, según recoge EFE Dow Jones.

Por su parte, Caroline Bain, economista jefe de Capital Economics, considera que los precios podrían subir a corto plazo, pero no descarta que vuelvan a los 60 dólares por barril a finales del próximo año.

Sea como fuera, las subidas de precios energéticos han puesto cuesta arriba el otoño.

Globalnews10 no vende señales ni recomendaciones, esta información se basa siempre en opiniones de terceros y no constituyen en ningún caso asesoramiento financiero. Cualquier operación realizada por usted será siempre responsabilidad suya.