Inicio HEALTH & LIFESTYLE La dieta mediterránea es la mejor aliada en la ‘operación bikini’

La dieta mediterránea es la mejor aliada en la ‘operación bikini’

Comer rico y variado no es incompatible con salud y bienestar.

124
dieta mediterránea

Se acerca el verano, se acerca y se nota en el buen tiempo de los últimos días. Las buenas temperaturas y el solecito empiezan a animarnos a salir más a la calle. Esto va de la mano de una mayor propensión a comer fuera de casa y por ende una peor alimentación.

Pronto habrá quien se eche las manos a la cabeza viendo que ya sí que sí, no llega con la ‘operación bikini’. Y es que lo razonable es mantener una dieta equilibrada durante todo el año para así no llegar con las prisas de cara al verano.

Dieta mediterránea

No hagas caso a esas dietas milagro que te proponen perder varios kilos en pocos días para meterte en el vestido que tanto te gusta. Fuera todo eso porque una vez más, los estudios avalan nuestra dieta mediterránea como la mejor. Así es, una investigación ha demostrado que quienes siguen una dieta mediterránea comen menos calorías y tienen menos grasa corporal.

Un estudio elaborado por científicos de la Escuela de Medicina Wake Forest, en Winston-Salem (Estados Unidos) asegura que la dieta mediterránea protege contra numerosas enfermedades. Nuestra dieta es perfecta para combatir la obesidad, la diabetes y el hígado graso. Dicha investigación ha medido los efectos a largo plazo del consumo de una dieta occidental frente a la dieta mediterránea en enfermedades relacionadas con la obesidad.

Las conclusiones del estudio

Para el análisis se asignó al azar a un grupo de 38 personas la dieta mediterránea u occidental. A ambos grupos se les permitió comer todo lo que quisieron durante el estudio. La primera conclusión que se desprendió fue que los que optaron por la dieta mediterránea comían menos calorías, así como su peso y grasa corporal eran menores. Esto es lo mismo que decir que la dieta occidental es más calórica. De no poner freno a la mala alimentación, se espera que un tercio de los norteamericanos sufran obesidad en 2030.

Además de proteger contra la obesidad y la prediabetes, la dieta mediterránea también protege contra el hígado graso no alcohólico. Para que lo entiendan, quienes lo tengan pueden sufrir cirrosis hepática y cáncer de hígado. Esto no es más que una causa de la mala alimentación. Ya lo sabes, la dieta mediterránea puede prevenir la enfermedad.

Sus investigadores aseguran que la composición de la dieta es de vital importancia para la salud pública. Además, las personas con mayor riesgo de obesidad y enfermedades crónicas tienen las dietas de peor calidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here