Inicio ACTUALIDAD La economía francesa se ralentizará este año con un avance del 1,7...

La economía francesa se ralentizará este año con un avance del 1,7 %

58
Compartir

París, 19 jun (EFE).- La economía francesa crecerá un 1,7 % en 2018, seis décimas menos que el año anterior, avanzó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INSEE), que atribuye esta pérdida de impulso principalmente a un repliegue de la inversión en bienes manufacturados.

En su informe de coyuntura de junio, el INSEE indica que el producto interior bruto (PIB) solo aumentó un 0,2 % en el primer trimestre del año, lo que rompió el ritmo “sólido” observado desde finales de 2016, con un crecimiento de 0,6 a 0,8 % trimestral.

Destaca que esta ralentización “no es específica de Francia”, sino que se explica por elementos más globales, como la fuerte remontada del precio del petróleo, alimentada por las tensiones geopolíticas en Oriente Medio, o la apreciación del euro.

En este contexto, según su análisis, el ritmo de disminución de la tasa de desempleo en Francia será más débil que en 2017 y se espera que se sitúe en el 8,8 % en 2018, dos décimas menos que el año anterior.

El instituto apuntó que las exportaciones cayeron un 0,3 % en el primer trimestre, tras un avance del 2,3 % en el anterior, mientras que en las importaciones también hubo un repliegue, pero se prevé que se anoten una progresión superior al 1 % a partir del segundo trimestre.

En total, la contribución del comercio exterior al crecimiento rondará los 0,5 puntos a finales de año.

La producción manufacturera, añade, se contrajo de enero a marzo un 1 %, tras haberse incrementado un 1,3 % en el anterior trimestre, y en el conjunto del año aumentará a un ritmo dos veces inferior que en 2017, con una media anual del +1,2 % en 2018.

El INSEE agrega que, aunque la inflación fue relativamente moderada en 2017 con una media del 1 %, durante el invierno y la primavera de 2018 ha experimentado un avance sustancial, hasta alcanzar el 2 % en mayo, debido en gran parte al aumento de los precios de la energía.

La inflación subyacente, que excluye los precios de la alimentación y de la energía, pasará del 0,5 % en 2017 al 1 % este año.

El consumo de los hogares, por su parte, creció moderadamente en 2017 (+1,1 %) y se espera que avance a un ritmo similar (+1 %) en 2018.

El organismo avanzó que este escenario está sujeto a “numerosas incertidumbres”, de tipo económico y financiero, como el proteccionismo o la política monetaria, o de carácter político, como las consecuencias del nuevo Gobierno italiano en la eurozona.

Globalnews10 no vende señales ni recomendaciones, esta información se basa siempre en opiniones de terceros y no constituyen en ningún caso asesoramiento financiero. Cualquier operación realizada por usted será siempre responsabilidad suya.