Inicio PORTADA La ‘España vaciada’ se hace oír contra la despoblación rural

La ‘España vaciada’ se hace oír contra la despoblación rural

298
España vaciada
RTVE

El desarrollo de España ha vivido de espaldas a la mayor parte del territorio. Esto ha perpetuado zonas de periferia en el interior como una ‘España vaciada’. Zonas mal comunicadas, pueblos y ciudades de los que la juventud sale con un billete solo de ida.

Decenas de miles de personas de más de 20 provincias se han manifestado en Madrid

La población decrece a marchas forzadas por la falta de oportunidades. Personas mayores, pero también jóvenes y niños con una causa común. La «España vaciada» se unió este domingo en Madrid y su clamor resonó con fuerza en una manifestación para exigir a los partidos un pacto de Estado contra la despoblación.

Las 94 plataformas convocantes, de más de veinte provincias y encabezadas por Teruel Existe’ y ‘Soria Ya!, dieron por superadas sus expectativas al contar, según sus estimaciones, con más de 100.000 asistentes. La Policía Nacional rebajó el dato a 50.000.

Durante más de tres horas, una de las principales arterias de la capital se llenó de banderas y pancartas con consignas como «España necesita vida rural», «Pedimos lo justo» o «Contra el olvido institucional». Al grito de «España unida, jamás será vencida» o «Queremos solución a la despoblación«, los asistentes partieron desde Colón sobre las doce del mediodía y recorrieron el paseo de Recoletos hasta llegar a la plaza de Neptuno.

No faltaron los lemas con humor, ni la música ni los disfraces, como los de un grupo de vecinos de Teruel que portaban «maletas llenas de promesas incumplidas».

Los políticos, entre ellos cinco ministros, marcharon en un segundo plano

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera; el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, o la vicesecretaria de Sectorial del PP, Isabel García Tejerina, estuvieron entre los asistentes. A ellos se sumaron cinco ministros: Magdalena Valerio, de Trabajo; Luisa Carcedo, de Sanidad; Teresa Ribera, de Transición Ecológica; Reyes Maroto, de Industria; y Luis Planas, de Agricultura.

Junto a los muchos colectivos y asociaciones de la sociedad civil que se han reunido en la Plaza de Colón para denunciar el abandono institucional de la España rural, Echenique ha querido respetar el espacio de quienes han convocado la marcha: «Hoy tienen que hablar los movimientos sociales, porque son ellos quienes tienen las propuestas y conocen el territorio», ha comentado.

Rivera hizo suya la propuesta del pacto de Estado y apostó por medidas «para que la gente pueda volver a los pueblos y quedarse«, como una rebaja fiscal del 60% para quienes no los abandonen. El viernes, el Consejo de Ministros aprobó la Estrategia Nacional Frente al Reto Demográfico, que recoge facilitar ayudas para el empleo de los jóvenes, mejorar la conexión de banda ancha y telefonía o reindustrializar.

Mientras, numerosos problemas que se presentan acuciantes seguirán sin solución, en un país que cuenta con un 53% del territorio con menos de 12 habitantes por kilómetro cuadrado. El territorio rural en nuestro país abarca el 80% de nuestra geografía, pero en él solo vive el 20% de la población.

Una España repleta de pueblos en peligro de extinción

Hasta la fecha las políticas rurales han quedado reducidas a gestionar y ejecutar los fondos europeos, tanto los estructurales como los derivados de la PAC. El desarrollo de nuestro país ha vivido de espaldas a la mayor parte del territorio. 

La concentración en unas pocas grandes ciudades y zonas costeras al calor de empleos precarios nos deja un país partido, desconectado y con enormes desigualdades territoriales que hay que recuperar para afrontar los retos que tenemos por delante. 

Para superar la ‘España vaciada’ no es suficiente la lucha contra la despoblación, sino que nuestras comarcas necesitan revitalizar la estructura social y económica, generando una dinámica que vuelva a repoblar de ilusión nuestros pueblos, una política de Estado para hacer justicia a un mundo rural vivo y con futuro.

Ante la situación de espera permanente, la ‘España vaciada’ advirtió de que «habrá un antes y un después» de la manifestación de este domingo.

«Es una enmienda a la totalidad a la política española de los últimos 50 años que ha desarrollado una parte de España a costa de la otra», apuntó Tomás Guitarte, portavoz de Teruel Existe y quien reclamó equilibrio y cohesión social, con un reparto equitativo territorial, de las infraestructuras y posibilidades de futuro para todos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here