Inicio PORTADA La testigo de Jehová que se muere por el amor a Dios

La testigo de Jehová que se muere por el amor a Dios

716
testigos

Una joven de 20 años, testigo de Jehová, ingresada en el hospital San Jorge de Huesca en estado crítico. El terrible motivo es la incompatibilidad que le genera su propia religión.

Y es que los testigos de Jehová tienen prohibidas las transfusiones de sangre. Tal y como señala su testamento vital, según ha publicado el Heraldo de Aragón. El caso ha llegado al punto de que su familia, incluso, ha llegado a presentar una demanda ante juzgado pero que ha sido desestimada.

En este sentido, el juez de guardia considera que debe primar el derecho a decidir de la paciente. La joven se encuentra ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos. El equipo médico ha tenido que inducirla en coma, en el que lleva varios días.

Al parecer, la joven tuvo que ser intervenida pero su situación empeoró por una peritonitis. En consecuencia, el personal médico consideró oportuno provocarle el coma.

El testamento vital es inquebrantable

El testamento vital es un documento que puede realizar cualquier persona mayor de edad. En él se manifiesta una voluntad anticipada para expresar voluntad o consentimiento. De esta manera, en caso de estar imposibilitado, quedarían escritas las pautas a seguir por el personal sanitario.

Y es que no es la primera vez que suceden casos parecidos, aunque en el caso de esta joven, es aún más estremecedor por el hecho de la religión. En este caso, la pertenencia a grupos religiosos extremistas y sectarios pueden acabar con la vida de una persona.

El amor a Dios y tener fe no deberían ser incompatibles con la vida, la medicina y el progreso

En este sentido, los testigos de Jehová prohíben las transfusiones de sangre y también los trasplantes. Trasladado a la práctica, un padre testigo de Jehová preferiría ver morir a un hijo antes que transferirle sangre. Unas reglas que son infranqueables para este grupo religioso tan cuestionado por estas situaciones inexplicables.

Sin embargo, los propios testigos de Jehová aseguran que no tienen prohibido donar sangre. Pero aplicado a la práctica, lo cierto es que ninguno lo hace, algo que podría tener explicación en la presión que ejerce su fe en sus decisiones.

Los testigos de Jehová son un grupo religioso surgido en Estados Unidos en el siglo XIX. Se estima que en la actualidad cuentan con más de ocho millones de fieles en todo el mundo. 

2 Comentarios

  1. Eso es una barbaridad, entre los años 1967 y 1980 se les dijo que los trasplantes de órganos eran canibalismo y también muchos Testigos de Jehova murieron por negra un trasplante de corazon o riñón.
    Pero elñ caso mas extremo es nagra las vacunaciones como precepto biblico, incluso madres de los estados Unidos sobornaban a los médicos y que les hicieran a sus hijos una marca con ácido para simular que estaban vacunados y asi poder escolarizar a sus hijos, pues no podían acceder a las escuelas sin vacunar.

  2. Es totalmente falso q sea una prohibición. No están prohibidas por nadie las transfusiones y menos aún los trasplantes. Es una decisión libre q se toma al creer firmemente en las normas bíblicas. Pero nadie lo prohíbe. Igualmente es falso q hoy en día se pueda morir alguien por no hacerse una transfusión de sangre, hay otras alternativas como la ETP, pero no son gratis para la sanidad, la sangre sí.
    Tampoco somos una secta, para ser una secta, hay q cumplir varios requisitos, por ejemplo tener un líder y tener limitada la voluntad. Por favor, no sean sensacionalistas. Y den noticias con más base. Infórmense bien por favor.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here