Inicio HEALTH & LIFESTYLE ¿La pizza engorda? maneras de elaborar una que sea saludable

¿La pizza engorda? maneras de elaborar una que sea saludable

366
Pizzas saludables

A menudo pensamos que comer pizza es sinónimo de comida basura, o al menos de ese tipo de alimentos que nos hacen engordar. Sin embargo, esto no es necesariamente así porque todo depende de su abuso, así como de los ingredientes que escojamos y su calidad.

Para poder elaborar una pizza saludable, debemos tener muy en cuenta el tipo de ingredientes, pero también de su masa, ya que de ella dependerá gran parte de la elaboración.

Diferentes formas de elaborar una pizza saludable

Para elaborar la masa aconseja usar harina integral, harina de legumbres, proteína en polvo o vegetales antes que una harina refinada o masas precocinadas. Y es que hay alimentos vegetales como brócoli, lentejas o coliflor, aunque también ofrece como opción las harinas integrales que, según asegura, incrementan la cantidad de fibra del plato.

En cuanto a la elaboración de una buena base, se recomienda una salsa de tomate casera, añadir proteínas de alta calidad nutricional y, por último, incorporar vegetales y verduras con diferentes colores y texturas.

A la hora de elegir los ingredientes de la pizza saludable, debemos procurar que predominen las verduras, que los hidratos de carbono supongan en torno al 25% del plato, que las proteínas elegidas tengan un gran valor biológico (huevos, conservas, carne blanca…) y, por último, que la grasa principal sea aceite de oliva virgen extra.

Consejos

Elige pizzas elaboradas a partir de harina integral, agua, sal y levadura, o vegetales.

Cambia el tomate frito por una salsa de tomate casera con aceite de oliva virgen extra. Si no tienes tiempo de prepararla, busca aquella que no contenga azúcares añadidos ni aditivos o usa tomate natural triturado.

Evita los quesos que se venden para hacer pizza en el supermercado (con alto contenido en aditivos, mantequilla, almidones o colorantes). En su lugar, elige mozzarela rallada (leche pasteurizada de vaca, coagulante microbiano, fermentos lácteos y sal).

Cambia los embutidos y carnes procesadas ricos en grasas por proteínas de buena calidad nutricional: huevo, pollo, heura, tofu, soja texturizada, atún, caballa, gambas, mozzarella, burrata, verduras…)

Aprovecha también para combinar hierbas aromáticas y especias. El orégano, la albahaca y el ajo son los más usados.

Pizza con base de coliflor

Ingredientes: Para la masa: ½ coliflor, 2 huevos medianos o 1 huevo grande, Pimienta y sal al gusto. Para la base: salsa de tomate casera o comprada sin azúcares añadidos, mozzarella rallada, toppings al gusto (berenjena, calabacín, champiñones y tomates cherrys), orégano al gusto.

Preparación:

1. Rallar la coliflor con un rallador o robot de cocina y hervir durante unos 10 minutos.

2. Retirar el agua de la coliflor mediante un trapo de cocina o filtrar con cuidado. Realizar este paso varias veces hasta retirar la mayor cantidad de agua posible.

3. Mezclar con los huevos y condimentar al gusto.

4. Extender y darle forma a la masa.

5. Introducir la masa en el horno (previamente precalentado a 180º arriba y abajo) hasta que la masa quede un poco cocinada. Cada horno es diferente, por lo que será necesario vigilar cuidadosamente la masa para que no se queme o no se cocine demasiado

6. Sacar la masa del horno y añadir la salsa de tomate, el queso y los vegetales al gusto. Por último, condimentar con orégano o las especias que desees.

7. Volver a meter la pizza en el horno y retirar una vez esté cocinada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here