Inicio EMPRESA Los Boeing son peligrosos y de mala calidad, según un informe

Los Boeing son peligrosos y de mala calidad, según un informe

238
boeing

Un artículo de New York Times ha destapado el lado oscuro de Boeing, que según los testimonios de los empleados, valora más la rapidez en la producción que la calidad.

Investigación

El detallado artículo publicado por El New York Times concluye que Boeing descuidó sus procesos de producción en su planta de Charleston. «En la última década, su fábrica, donde se hace el modelo 787 Dreamliner, se ha visto asolada por una producción de escasa calidad y una débil supervisión que han amenazado con comprometer su seguridad«, afirma el texto.

Asimismo, el medio neoyorquino asegura haber revisado cientos de paginas de correos internos, documentos corporativos y registros federales. También ha llevado a cabo entrevistas con docenas de actuales y antiguos empleados para llegar a esta conclusión.

Todo apunta a que existe una cultura empresarial en Boeing en la que se valora la rapidez de la producción por encima de su calidad. De hecho, el fabricante de aviones presionaba a sus empleados para trabajar velozmente ignorando las preocupaciones planteadas.

Mala calidad

Este reportaje del New York Times llega poco más de un mes después del accidente de un Boeing 737 Max 8. Un siniestro con similares circunstancias a la de otra catástrofe en Indonesia pocos meses antes que levantaron sospechas de un defectuoso sistema operativo. Con todo el revuelo, la gama 737 Max ha quedado suspendida y la compañía se ha visto sumida en una profunda crisis.

En total, el artículo revela hasta de una docena de quejas por parte de trabajadores de Boeing. Alegaban cuestiones de seguridad en las que se describen problemas como manufacturación defectuosa, escombros en los aviones o presiones recibidas para no informar sobre violaciones de la reglamentación.

«Se han instalado en los aviones piezas defectuosas. Herramientas y virutas metálicas han quedado dentro de las aeronaves de forma habitual, muchas veces cerca de sistemas eléctricos. Se han realizado pruebas de vuelo con desperdicios en los motores y la cola, arriesgándose a un fallo», detalla el medio.

Así las cosas, las nuevas informaciones no estarían ayudando a Boeing a despegar de su crisis. La confianza es vital para una empresa de estas características. De no resolverse a favor lo antes posible, la aeronáutica acabaría por desmoronarse.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here