Inicio ACTUALIDAD Los gigantes tecnológicos chinos, una complicada relación con Estados Unidos

Los gigantes tecnológicos chinos, una complicada relación con Estados Unidos

31
Compartir

Shanghái (China), 6 dic (EFE).- Escándalos sexuales, vetos o sanciones económicas son algunos de los contratiempos a los que han tenido que enfrentarse en los últimos meses varias compañías chinas en Estados Unidos, situaciones que se dan en plena época de guerra comercial entre las dos grandes potencias mundiales.

La empresa de comercio electrónico JD, la compañía telefónica ZTE y el mayor fabricante mundial de equipos de telecomunicaciones, Huawei, se han visto inmersos recientemente en conflictos con la justicia estadounidense.

Aunque en ningún caso la vinculación ha sido relacionada directamente con la batalla de aranceles recíprocos llevada a cabo por China y Estados Unidos, el gigante asiático y la propia sociedad china sí ven una vinculación directa y creen que los ataques a empresa chinas son una batalla más dentro de la guerra comercial.

El último suceso se ha conocido hoy con la detención de la directora financiera de Huawei, Wanzhou Meng, por las autoridades canadienses para ser extraditada a EEUU por una supuesta violación de sanciones impuestas por Washington contra Irán.

Este viernes se celebrará una vista para determinar si Meng, hija del fundador de la marca que se ha convertido en uno de los mayores fabricantes de teléfonos móviles del mundo, es puesta en libertad bajo fianza mientras se decide su extradición a EEUU.

El arresto de Meng se produjo el pasado día 1, la misma jornada en la que los presidentes chino, Xi Jinping, y estadounidense, Donald Trump, se reunieron en Buenos Aires y acordaron la suspensión temporal de la guerra comercial a la espera de nuevas negociaciones.

Desde hace años, Huawei ha estado en el punto de mira del Gobierno estadounidense, que cree que la compañía supone una amenaza para la seguridad nacional por sus supuestos lazos con el Gobierno chino y sus servicios de seguridad.

“No estoy seguro de que la detención esté relacionada, pero sí estoy completamente convencido que esto escala cualquier tipo de tensión que pudiera haber entre ambos países”, aseguró hoy a Efe el profesor de Finanzas y Negocios de la NYU Shanghái, Rodrigo Zeidan.

Aunque “podría parecer que la conexión es bastante fuerte”, apuntó, hoy en día “hay cientos de miles de compañías chinas operando con normalidad en Estados Unidos y en Europa”, aunque “el elevado perfil” de los escándalos esté dando que pensar no hay nada lo suficientemente definitivo como para establecer el lazo.

2018 ha sido un año complicado para otro gigante tecnológico, ZTE, por las sanciones impuestas por Estados Unidos que incluyeron la prohibición de operar en su territorio, por violar el veto de realizar exportaciones a Irán y Corea del Norte.

Tras dos meses con las acciones suspendidas en la Bolsa de Hong Kong, en junio se alcanzó un acuerdo con el Gobierno de Trump y se levantó la prohibición de operar en Estados Unidos, con un acuerdo que obligaba a la tecnológica a pagar una multa de 1.000 millones de dólares, entre otras sanciones.

Otro de los gigantes tecnológicos que se ha visto inmerso en un gran escándalo fue la empresa de comercio electrónico JD.com, cuyo consejero delegado y fundador, Liu Qiangdong, fue detenido en septiembre en el estado de Minesota por una presunta violación a una estudiante china.

El empresario de 45 años, que tiene varios millones de seguidores en redes sociales, está casado con Zhang Zetian, una celebridad de internet de 25 años con quien tiene una hija, y ambos son una de las parejas más mediáticas del país asiático.

Aunque Liu está en libertad, el caso está todavía pendiente de resolución y se encuentra en las manos de la oficina del Fiscal del Condado de Hennepin, quien tendrá que sopesar si presenta cargos penales contra el magnate.

Array

Paula Escalada Medrano

Globalnews10 no vende señales ni recomendaciones, esta información se basa siempre en opiniones de terceros y no constituyen en ningún caso asesoramiento financiero. Cualquier operación realizada por usted será siempre responsabilidad suya.