Inicio ECONOMÍA Y EMPRESA Los sistemas de pensiones de los países más desarrollados

Los sistemas de pensiones de los países más desarrollados

375
Sistema de pensiones
La longevidad española tiene un elevado coste para el Estado.

La jubilación es algo que le preocupa a todo el mundo, o al menos, a los que ya tienen una cierta edad. Y es que en los últimos tiempos no paramos de hablar de pensiones, en un momento en el que parecía que la Seguridad Social era incapaz de seguir pagándolas. Si bien es cierto que su futuro está en el aire, a día de hoy nuestro sistema público de pensiones dista mucho de otros de nuestro entorno económico de los países desarrollados.

España, cada vez más envejecida

El mayor enemigo del actual sistema de pensiones en España es la falta de natalidad, la conocida pirámide de población invertida en la que se vislumbra un futuro cercano con más ancianos que niños. Y es que por si alguien no lo sabe, las pensiones se sufragan con las cotizaciones sociales de las personas que están trabajando.

En este sentido, en España tenemos doble problema; Por un lado los elevados niveles de desempleo, y por otro, unos gastos crecientes cada año como consecuencia del mayor número de pensionista. Como resultado, la Seguridad Social no ingresa lo suficiente y cierra cada año en números rojos, incrementando así su deuda.

El gasto en pensiones

Según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el gasto total de pensiones en España fue de 9.644,34 millones de euros en junio, un 7% más con respecto al mismo mes del año pasado, que es uno de los más elevados de toda la Unión Europea. Motivos más que suficientes para conocer otras miradas y vías a la hora de resolver un problema que no es patrimonio español, sino de cualquier país desarrollado.

El modelo sueco

Suecia lleva 20 años de una reforma que cosechó las críticas de la mitad de los ciudadanos. De hecho, a día de hoy muchos no la entienden.

Dicha reforma que llegó tras 15 años de debate hasta que se adoptó en 1999 una pensión mínima (que paga el Estado), una pensión personal y unos planes de empleo (que tienen contratados el 90% de los trabajadores).

Modelo francés

Hasta ahora, Francia mantiene un sistema de reparto similar al español en el que los cotizantes de hoy costean las pensiones de los jubilados actuales. Pero con un cuadro demográfico similar al nuestro, deja en evidencia que se trata de un sistema de reparto deficiente pues para que funcione correctamente necesita más cotizantes que pensionistas.

Modelo alemán

En Alemania la cosa cambia, ya que el sentido del ahorro lo llevan casi en el ADN. De hecho, un alemán medio ahorra un 10% de sus ingresos, por encima de lo que lo hacen otros países del entorno. La jubilación es tan importante para los alemanes que desde muy jóvenes consiguen ahorrar hasta un 25% de su sueldo para contribuir a su fondo de pensiones.

El modelo alemán fomenta los planes de pensiones promovidos por las empresas y los planes individuales al aplicarles subsidios y ventajas fiscales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here