Inicio SOCIEDAD Una madrileña, a punto de convertirse en la primera general en la...

Una madrileña, a punto de convertirse en la primera general en la historia de las Fuerzas Armadas españolas

La madrileña ha tenido que superar las rigurosas pruebas a las que se somete a los aspirantes a altos cargos. Su expediente como teniente coronel y coronel, es brillante. Ella y su ascenso abrirán camino a las futuras generaciones para que se vea normalizado que las mujeres puedan ocupar este tipo de puestos oficiales y de altos cargos

114
Primera mujer en ser nombrada oficial de las Fuerzas Armadas Españolas
Patricia Ortega, primera mujer que ha ascendido a general en las FF AA españolas. ÁLVARO GARCÍA/ El Mundo

La madrileña Patricia Ortega García, de 56 años, será a partir del viernes la primera oficial general de la historia de las Fuerzas Armadas españolas. La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, tiene ya preparada su propuesta de ascenso a general de brigada para llevarla al Consejo de Ministros.

Este nombramiento supondrá la primera llegada de una mujer a la cúspide dentro de la jerarquía militar. Estos hechos se producen 31 años después de que el Ejército permitiese entrar a mujeres a formar parte de sus filas.

La madrileña también fue una de las primeras en alistarse hace tres décadas, cuando por primera vez se rompió el monopolio del sexo masculino en las Fuerzas Armadas españolas. Con mucho esfuerzo, se fue haciendo camino. En 2009 fue la primera teniente coronel, en 2015 la primera coronel, y ahora a partir de julio 2019 será la primera en llevar el fajín de general.

Incremento de la presencia de la mujer en empleos oficiales

Este tipo de ascensos, como el de la madrileña Ortega, ayuda a normalizar esta situación, que por otra parte, se da en muchos ejércitos extranjeros. Entre ellos podemos encontrar casos en el de Estados Unidos e incluso en ejércitos de países latinoamericanos.

Las Fuerzas Armadas españolas cuentan con 15.286 mujeres, lo que demuestra una 12,7% del total. Este porcentaje se encuentra por encima de la media de la OTAN, que cuenta con un 10,9%.

La mayor parte de las mujeres militares, que se estima en un porcentaje del 81,4%, se encuentran en las categorías de tropa y marinería, los escalones más bajos de la jerarquía militar. un 16,3% de las mujeres son soldados y marineros, y sólo el 8,9% de los casos, cómo el de la madrileña Patricia Ortega, ocupan el puesto de oficiales, y un 5% de suboficiales.

“Al principio había muchísima presión. Te sentías muy observada, estabas siempre bajo lupa”

La madrileña Patricia Ortega, ha reconocido que si un hombre comete algun error, no se juzga al colectivo masculino, sino que se le «señala» solamente a él. Pero en el caso de la mujer, tanto si hace algo bueno como malo, en el segundo caso salpica a toda la comunidad femenina.

Ingeniera Agrónoma por la Universidad Politécnica de Madrid, la madrileña ingresó en la Academia General Militar de Zaragoza en 1988 y continuó su formación en la Escuela Politécnica Superior del Ejército de Tierra, especialidad en Construcción, siendo la única mujer de su promoción del Cuerpo de Ingenieros Politécnicos del Ejército.

La madrileña tenía claro lo que quería ser. La vocación es lo primero, pero ella llevaba de casta lo del Ejército. Patricia Ortega es nieta, hija y hermana de militares, es una mujer casada con tres hijos.

Una carrera llena de esfuerzos y gran trabajo

Cuando ocupó el puesto de teniente coronel, la madrileña estuvo destinada en la Dirección de Infraestructuras del Ministerio de Defensa, dónde dirigió varios proyectos al frente de un equipo de ingenieros.

Durante su etapa como coronel la madrileña ha estado en el Cuartel General del Ejército de Tierra y, actualmente, en el Instituto de Técnica Aeroespacial Esteban de Terradas (INTA).

A pesar de que su ascenso es una decisión discrecional del Consejo de Ministros, los aspirantes a este ascenso tienen que cumplir unos rigurosos requisitos.

La madrileña realizó entre noviembre de 2018 y marzo de este año el denominado curso de «actualización para el desarrollo de cometidos de oficial general», uno de los requisitos antes mencionados. Y posteriormente debe producirse la propuesta del Consejo Superior del Ejército y que exista una vacante en su especialidad.

El nombramiento de la madrileña para ser primera oficial general del Ejército español abre un camino para las mujeres que se encuentran dentro de estos empleos oficiales

Las puertas de los cuarteles se entreabrieron para las mujeres durante el año 1988, pero hasta 1999 fue cuando se suprimieron las restricciones y se permitió su acceso a todos los empleos cuerpos y destinos.

Y aunque la escasa presencia de mujeres en los empleos de altos cargos se haya justificado por su tardía incorporación como es en el caso de las Fuerzas Armadas, el ascenso de la madrileña como oficial general, abre paso a las posteriores generaciones. Actualmente ya hay dos coroneles y son muchas las tenientes coroneles y comandantes en las Fuerzas Armadas.

La madrileña Patricia Ortega ha manifestado que se pueden sentir orgullosas, porque aunque haya sombras, ellas son el reflejo de la sociedad. Si es cierto que en las Fuerzas Armadas hay personas demasiado cerradas o que se dejan influenciar por diversas opiniones, pero eso ocurre en todas partes.

La madrileña asegura que institucionalmente se han tomado medias para que no sucedan problemas, y que sí se dan, se corrigen.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here