Inicio EMPRESA Malas noticias para los inversores de Samsung

Malas noticias para los inversores de Samsung

194
Samsung resultados empresariales

El gigante tecnológico surcoreano Samsung Electronics anunció hoy que su beneficio neto retrocedió un 56,9% interanual en el primer trimestre ante la caída de precios de los chips de memoria, su principal rama de negocio.

La ganancia neta de Samsung en enero-marzo fue de 5,04 billones de wones (3.885 millones de euros/4.345 millones de dólares), mientras que su beneficio bruto de explotación (ebitda) sumó 6,91 billones de wones (5.328 millones de euros/5.957 millones de dólares), un 57,3% menos con respecto al mismo periodo del año anterior.

A su vez, su beneficio operativo se redujo un 60,1% hasta los 6,2 billones (4.780 millones de euros/5.345 millones de dólares), y su facturación cayó un 13,5% hasta los 52,4 billones (40.397 millones de euros/45.180 millones de dólares).

Los datos coinciden con el pronóstico que el gigante tecnológico surcoreano publicó el pasado 5 de abril, alertando de la caída de precios de los chips de memoria DRAM y NAND, cuya producción mundial lidera Samsung con una amplia diferencia frente a sus competidores.

Detrás de esta ralentización está, por un lado, el debilitamiento en la demanda global de smartphones, que emplean memorias NAND, en un momento en que los usuarios, ante la creciente saturación del mercado, están alargando la vida útil de sus terminales antes de sustituirlos por nuevos modelos.

Los precios de los chips DRAM, usados principalmente para servidores informáticos, han caído de media más de un 20% en el primer trimestre, según han indicado estudios publicados este mes, debido a los reajustes de inventario por parte de los centros de procesamiento de datos.

Esto ha llevado a que el segmento de memorias haya facturado un 34% menos que en el primer trimestre de 2018 y un 26% menos en comparación con octubre-diciembre.

A su vez, la caída de ventas de los móviles del gigante estadounidense Apple (para quien Samsung fabrica las pantallas) en China a raíz de los roces entre Pekín y Washington, también han contribuido a encoger los resultados de su rama de «Soluciones para dispositivos», en la que se incluyen semiconductores y paneles.

El beneficio operativo de este apartado fue en enero-marzo de 3,54 billones de wones (2.708 millones de euros/3.030 millones de dólares), un 70% menos que hace un año y un 58,3% menos que el trimestre anterior.

La empresa destacó que su rama de telefonía y telecomunicaciones, pese a reducir su volumen de ventas un 4% interanual, logró incrementar su facturación un 17% con respecto al trimestre anterior.

Esto responde a los buenos datos de ventas de su teléfono de alta gama Galaxy S10, lanzado a principios del pasado marzo, y la instalación de los sistemas para la telefonía 5G en Corea del Sur, donde la red nacional empezó a operar a principios de abril.

A su vez, no ha dado tiempo a que se reflejen en la hoja de resultados los problemas técnicos que hace una semana obligaron a la empresa a retrasar el lanzamiento del Galaxy Fold, el smartphone plegable de Samsung que habría sido el primero de este tipo en salir al mercado.

No obstante, y aunque el caso recuerde a los problemas de su Galaxy Note 7, que por fallos en las baterías obligó a Samsung en 2016 a hacer una rellamada masiva que le supuso una pérdida operativa de más de 4.800 millones de euros, el episodio del Fold no ha minado por el momento la confianza de los inversores ni la imagen de marca.

Por un lado, el teléfono no estaba aún en el mercado y la avería en la pantalla no es comparable a la de 2016 (muchas baterías del Note 7 prendieron fuego), además de tratarse de un producto de lujo (costará 1.980 dólares/2.000 euros) que no se espera que contribuya a corto plazo a engordar la facturación.

Para la segunda mitad del año, Samsung espera una mejora del mercado de chips gracias a una mayor demanda de smartphones y servidores que empezarán a requerir mayores densidades de memoria.

También se espera una recuperación de la rama de pantallas, ya que se prevé que muchos fabricantes requieran cada vez más paneles OLED plegables a medida que crezca el mercado para este tipo de smartphones.

La empresa confía también en que mejoren aún más las ventas de toda su gama de teléfonos, y que su negocio de telecomunicaciones se vea favorecido por la expansión de la tecnología 5G en otros países.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here