Inicio ECONOMÍA El mercado de bonos Corporativos debe ser regulado para proteger a los...

El mercado de bonos Corporativos debe ser regulado para proteger a los inversores minoristas

208
Compartir
bonos colectivos

Al año salen al mercado tres billones de euros en bonos corporativos. Los bancos de inversión los venden, los inversores los compran y las compañías se financian gracias a ellos.

La Iosco (Organización Internacional del Mercado de Valores).

La Iosco ha realizado un estudio y pone de manifiesto que hay muchos países que ni poseen ni tienen acceso a fuentes que incluyan los datos completos de sus mercados de bonos, y cuando los tienen no son homogéneos en las distintas jurisdicciones, y así es muy difícil agregar y comparar datos.

Esta realidad se basa en la libertad en la que se ha desarrollado el mercado de bonos corporativos, pero esta situación tiene las horas contadas.

Desde la directiva europea Mifid II, se va a limitar la discrecionalidad de los bancos de inversión a la hora de asignar bonos a los inversores que acuden a las subastas con sus ofertas y desde los reguladores de los mercados de valores se va a pedir toda la información posible sobre la oferta, los precios y la demanda, tanto durante el proceso de venta del bono como cuando se esté negociando en el mercado.

Hay tres razones fundamentales que han llevado a Iosco a dar el paso

El crecimiento en las emisiones de bonos corporativos, los avances tecnológicos que están propiciando el nacimiento de distintas plataformas de negociación que dan acceso a métodos alternativos para buscar liquidez y la protección al inversor minorista.

Para controlar la seguridad de estos inversores y de los mercados, Iosco propone que se exija a los reguladores tener acceso a toda la información posible y a que ésta sea homogénea en los distintos países para que pueda compararse.

Además, ya sea de forma directa o bajo requerimiento, los emisores estén obligados a dar información sobre el proceso de venta de cada bono y que esos datos incluyan no solo los precios en firme de oferta y demanda, sino también las denominadas indicaciones de interés.

Iosco propone valorar la posibilidad de que el público también tenga acceso a los datos, no solo los reguladores. De esta forma mejorar la liquidez del mercado de bonos corporativos.

Iosco pide a las distintas CNMV locales que efectúen requerimientos de información periódica sobre los bonos, los precios, los volúmenes o los indicadores de compraventa. Y eso tanto para los bonos que cotizan en mercados organizados como los que no lo hacen, los que usan plataformas alternativas o los que se basan en acuerdos bilaterales.

Con estas medidas por parte la Organización Internacional del Mercado de Valores se pretende proteger los bolsillos de los inversores.

Globalnews10 no vende señales ni recomendaciones, esta información se basa siempre en opiniones de terceros y no constituyen en ningún caso asesoramiento financiero. Cualquier operación realizada por usted será siempre responsabilidad suya.