Inicio PORTADA Mueren dos bebés prematuros por una infección bacteriana en el Hospital Vall...

Mueren dos bebés prematuros por una infección bacteriana en el Hospital Vall d’Hebron

Los fallecidos sufrieron una dolencia intestinal que se complicó en sepsis.

416
bebés prematuros

Mueren dos bebés prematuros por una bacteria hospitalaria. El Hospital Vall d’Hebron de Barcelona aísla a otros ocho neonatos portadores de la ‘klebsiella pnemoniae‘.

Los bebés recién nacidos fallecieron, según el centro, por una enterocolitis

Dos bebés prematuros hospitalizados en la UCI neonatal del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona han fallecido en estos últimos diez días como consecuencia de una enterocolitis (inflamación intestinal) agravada por una infección causada por Klebsiella, una bacteria hospitalaria extremadamente resistente a los antibióticos.

En sistemas inmunológicos debilitados, como el de los bebés prematuros, puede resultar letal.

Ocho bebés han sido aislados para evitar contagios

También se ha detectado la presencia de la bacteria en al menos otros ocho bebés que han sido aislados para evitar nuevos contagios.

Portavoces del Vall d’Hebron informaron a los medios sobre que los bebés aislados «están colonizados por la bacteria pero no han desarrollado síntomas». Por ello, el número de bebés aislados no es motivo de alarma. Esta infección «no es nada excepcional, porque los pacientes ingresados en un hospital, y más en una UCI, se colonizan por las bacterias propias del hospital».

Los servicios de Epidemiología y Neonatología han abierto una investigación

El primer fallecido fue un niño “prematuro extremo” nacido el 15 de abril en la semana 24 de gestación. El bebé nació con 680 gramos de peso y al tercer día de vida empezó a sufrir síntomas de esterocolitis necrotizante, una grave afección intestinal común en bebés prematuros.

Los casos han trascendido porque una de las familias denunció la muerte de su bebé ante la asociación del Defensor del Paciente, quien, a su vez, elevó el caso ante el Fiscal Superior de Cataluña, Francisco Bañeres, por un «presunto delito contra la salud de los ciudadanos».

Una niña nacida el 16 de abril, también considerada un caso “prematuro extremo”, ha sido la segunda fallecida. Nacida en la semana 25 de gestación, su peso era de apenas 485 gramos. En esta ocasión, a los seis días de vida empezó a mostrar síntomas de esterocolitis y, pese a recibir igual tratamiento, falleció dos días después.

Los análisis posteriores descubrieron “la bacteria klebsiella pnemoniae resistente” a los antibióticos en ambos bebés. Según el Estudio de Prevalencia de las Infecciones Nosocomiales en España (EPINE) de 2017, elaborado por la Sociedad Española de Medicina Preventiva, este tipo de klebsiella es la cuarta bacteria más común en las infecciones ocurridas en los centros sanitarios españoles.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here