Inicio POLÍTICA La crisis de Venezuela lleva a las mujeres a caer en la...

La crisis de Venezuela lleva a las mujeres a caer en la prostitución

Mucha mujeres y niñas venezolanas se dedican a la prostitución por la crisis que asola Venezuela. Las alarmas están encendidas por la creciente trata de personas que se están dando en este país

856
La trata de mujeres crece en Venezuela
delito de trata de personas en un centro. | Foto: EFE

Michelle Bachelet, alta comisionada de los Derechos Humanos, realizóun informe posterior a su breve visita a Venezuela el mes pasado, donde expone varios aspectos de la crisis que esta atravesando el país, pero en particular, hace hincapié en la situación que están pasando las mujeres venezolanas.

En el informe, se relata como las mujeres que se encuentran en prisión, o que han pasado por ella, son forzadas a mantener sexo por privilegios o protección.

La situación de las jóvenes venezolanas es preocupante

No solamente es el informe de Naciones Unidas el que hace reclamo a esta situación, sino que ya existen denuncias realizadas por directivos de la ONG Cáritas Venezuela.

Estos aseguran que en zonas rurales y urbanas del país se dan casos de personas en situación de pobreza que recurren al intercambio de sexo por dinero o comida. Venezuela se tiene por un país en el que sus mujeres, son muy bellas, factor que creen ha podido garantizar que muchas de ellas decidan buscar trabajo con la prostitución.

No obstante, la crisis que asola Venezuela, ha sido otro punto que ha llevado al negocio sexual a muchas mujeres venezolanas que se encuentran en otro países. Las venezolanas son las «favoritas» de los clientes, que antes solicitaban colombianas, dominicanas y panameñas.

El negocio de la prostitución

La competencia que existe con respecto a la prostitución entre venezolanas es espinosa. En países como Perú esta muy reñida ya que hay mujeres que hacen más dinero porque cobran 10 dólares por 15 minutos de servicio, pero tienen que estar con más hombres. Aquellas prostitutas que cobran 100 o 200 dólares por mantener relaciones sexuales se han visto dañadas por esas venezolanas «baratas».

Una venezolana que se prostituye en Perú relató que comenzó ejerciendo en su país natal, ya que el salario mensual que era de cinco dólares, no le alcanzaba y tuvo que buscar mejores oportunidades para ella y su hija fuera del país.

En países como Panamá o Colombia se ha disparado la cifra de mujeres prostitutas o simplemente como damas de compañía. Desde Argentina, Elena Reynaga, secretaria ejecutiva de la Red de Mujeres trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe dice que hay un incremento muy grande de venezolanas que se prostituyen.

En Argentina también lo han notado porque las leyes allí son más «amigables» con este tipo de trabajos. Y aunque estas mujeres están por todos lados, las Venezolanas tienen más cerca Panamá y Colombia.

La secretaria de la Junta Directiva de la Organización Mujeres con Dignidad y Derecho de Panamá, Irina Ceballos indica que las mujeres venezolanas que llegan al país centroamericano dicen haber tomado la decisión de ejercer por la crisis que asola Venezuela.

Muchas mujeres son abogadas o doctoras, pero al estar en Panamá no pueden ejercer con su profesión real, por lo que optan por dedicarse a la prostitución. Por otro lado, Ceballos asegura que ha notado un incremento de mujeres prostitutas en locales nocturnos. Si antes contaban con cinco nuevas, ahora tienen 15 o 20, y la mayoría de Venezuela.

La trata de mujeres se extiende hasta el colectivo más infantil

Varias regiones de Venezuela, tienen la alerta al rojo máximo por la creciente trata de mujeres y niñas. El tráfico de mujeres hacia Trinidad y Tobago es una práctica muy fecuente en el estado Delta Amacuro.

Este pasado abril, una embarcación que iba en condiciones precarias desde Venezuela hacia Trinidad, naufragó por el sobrepeso de pasajeros, entre los que la mayoría eran mujeres. El bote, que trasladaba 38 personas, pereció en el mar pudiendose salvar apenas 9. Todas las mujeres eran víctimas de la red de tráfico de personas.

Larissa González, diputada a la Asamblea Nacional y al Parlamento Amazónico ha comunicado que en lo que va de año ya han naufragado al menos tres embarcaciones.

Los traficantes de personas llevan hasta Trinidad a niñas y mujeres con edades comprendidas entre 8 y 22 años. Por cada una reciben un promedio de 300 dólares.

González manifiesta que algunas son conscientes sobre lo que van a hacer. Pero cuando llegan al destino no se encuentran con lo prometido. Pierden su independencia. Se desesperan.

Además, muchas de las niñas no avisan a sus padres de que se van, y estos se enteran cuando las encuentran muertas o cuando ya han llegado al otro lado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here